Compartir
Twitter

Jordi Pina, abogado del exconsejero de Presidencia de la Generalitat de Cataluña Jordi Turull, ha acusado a la Guardia Civil de hacer informes “sesgados” sobre los’ tuits’ que publicó en las fechas cercanas a los sucesos del 20 de septiembre frente a la Consejería de Economía y del referéndum del 1-O y recitó una larga lista de mensajes en los que su defendido llamaba a la movilización dentro del “civismo”.

El letrado dio lectura a una buen número de ‘tuits’ en los que Turull animaba a los ciudadanos de Cataluña a movilizarse siempre de forma “pacífica”. De hecho, Turull insistió, a preguntas de su abogado, en que “es falso” que animara a la gente a impedir el cierre de los centros de votación.

Muy al contrario, dijo, en todas sus comunicaciones aconsejaba a la gente que quería votar no acudir a los centros que hubieran sido cerrados o en los que hubiera una fuerte presencia policial, ya que, gracias al censo universal, los ciudadanos podían depositar su voto en cualquiera de las mesas abiertas.

Pina manifestó durante su intervención la “sorpresa” que le ha causado comprobar que la Fiscalía no haya tenido interés en preguntar a Turull sobre el `Libro Blanco´ de la independencia, considerado como la guía de actuación para lograr la independencia y del que el exconsejero dijo que “es un documento académico que pone mucha ciencia donde había un debate de tópicos”.

Antes del interrogatorio por parte de su defensa, Turull respondió a Olga Arderiu, la abogada de Forcadell, que le preguntó por la presencia de su defendida en las reuniones de Gobierno. “No, no asistía, en las reuniones solamente asistía el Gobierno”, aseguró Turull.