Compartir

El tiempo primaveral adelantado de estos días, con temperaturas más altas de lo normal y cielos soleados, dará paso desde este sábado hasta el próximo martes a un ambiente más invernal debido a la llegada de varios frentes, el primero de ellos asociado a la borrasca ‘Jorge’.

En esos días habrá un desplome de las temperaturas y un temporal de lluvia, viento y mala mar que afectará a muchas zonas de la península y Baleares

“Vuelve el invierno”, sentenció este viernes a Servimedia uno de los portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Fernando García, quien destacó que ello se producirá debido a que “el anticiclón se irá debilitando y dejará paso a los frentes”.

El frío se notará porque las temperaturas irán bajando desde este sábado hasta el próximo lunes, con 10 grados menos en Bilbao, Cuenca, Salamanca, Teruel, Vitoria y Zamora; nueve en León, y ocho en Ávila, Burgos, Guadalajara, Ourense, Oviedo, Palencia, Segovia y Soria. Además, helará en horas nocturnas en zonas montañosas y alrededores, donde también podría nevar. “La cota de nieve oscilará entre los 1.000 y los 1.400 metros, dependiendo del día”, indicó García.

BORRASCA ‘JORGE’

Ese cambio de tiempo se iniciará este sábado, último día de febrero en este año bisiesto, ya que la borrasca ‘Jorge’ inyectará rachas de viento fuertes o muy fuertes en buena parte del noroeste peninsular, así como el norte y áreas de la Meseta Norte, el Sistema Ibérico y puntos del sureste de la península.

García comentó que el frente frío asociado a ‘Jorge’ se situará este sábado al oeste de Irlanda y “barrerá el noroeste peninsular” a partir de esta medianoche, cuando, según añadió, “está previsto que esté rozando la costa gallega”.

Este frente producirá lluvias y rachas muy fuertes de viento en el noroeste peninsular. La Aemet ha activado el aviso naranja (riesgo importante) en zonas de Galicia y de Cantabria por rachas muy fuertes de viento de al menos 100 km/h, así como la costa de A Coruña, Lugo y Asturias por mal estado de la mar, con olas que podrían llegar a los seis metros durante la madrugada.

Además, el frente vinculado a ‘Jorge’ vendrá acompañado de lluvia en toda la península excepto las provincias mediterráneas, aunque serán débiles en la mayoría de las zonas. Habrá precipitaciones abundantes en Galicia y las comunidades cantábricas.

También habrá un descenso de las temperaturas en toda la península excepto en el área de los mediterráneos, donde irán al alza. El desplome térmico será notable en zonas de ambas mesetas y del Sistema Ibérico.

De hecho, los termómetros pasarán de marcar este viernes cerca de 20 grados o más en buena parte de la mitad sur peninsular, el valle del Ebro, áreas del Cantábrico y ambos archipiélagos, a hacerlo el sábado sólo en el Mediterráneo, el valle del Guadalquivir y otras zonas occidentales de Andalucía, así como en Canarias y en Baleares.

INICIO DE MARZO

Posteriores sistemas frontales atlánticos, más activos, con mayor humedad y asociados a nuevos centros de presión, darán la bienvenida a marzo con precipitaciones y vientos fuertes en buena parte de la península y Baleares entre el domingo y el próximo martes.

Las precipitaciones afectarán el domingo a buena parte de las zonas peninsulares, aunque serán muy poco probables en el sur y el área mediterránea. Por el contrario, las lluvias más intensas corresponderán al oeste y suroeste de Galicia. La cota de nieve se situará en unos 1.200 metros.

Las rachas de viento del oeste serán menos fuertes que el sábado, pero afectarán a más zonas: todo el cuadrante noroccidental peninsular, el Pirineo occidental y el Sistema Ibérico. La altura de las olas estará entre cinco y seis metros en las costas de Galicia y del Cantábrico.

García subrayó que el día más adverso sea el próximo lunes, cuando una nueva borrasca se profundizará en las proximidades de la península y Baleares, y dará lugar de forma generalizada a precipitaciones, rachas muy fuertes de viento y mal estado de la mar.

En principio, la mayor cantidad de precipitación de ese día caerá en la mitad norte y el centro de la península, con una cota de nieve que rondará los 1.000 metros. Las rachas muy fuertes de viento afectarán a toda la península y a Baleares, con intervalos que probablemente alcancen los 110 km/h en zonas altas.

Este temporal de lluvia, viento mar probablemente finalizará el próximo martes, cuando la borrasca del lunes se aleje hacia Italia. No obstante, este día todavía se producirán precipitaciones en el norte peninsular y rachas de viento muy fuertes, así como mal estado de la mar en el área mediterránea.

(SERVIMEDIA)