Quantcast

La justicia italiana desestima enviar a juicio al capitán y a la jefa de misión de Open Arms

El juzgado de Ragusa (Italia) ha desestimado la petición de envío a juicio contra los españoles Ana Isabel Montes Mier y Marc Reig Creus, entonces Jefa de Misión y Capitán del barco de rescate de la ONG Proactiva Open Arms, que se dedica ejercer las tareas de salvamento en el Mar Mediterráneo.

Según la resolución del órgano de justicia decretada en la audiencia preliminar sobre el caso, la acusación que pesaba contra ellos de favorecimiento de la inmigración ilegal y violencia privada “no da lugar para proceder”, lo que en la práctica significa que no serán enjuiciados.

Los hechos se remontan a 15 de marzo de 2018, cuando el barco de salvamento de la ONG española, a petición expresa de las autoridades italianas, intervino en el rescate de 218 personas en peligro en el mar que, después de la evacuación urgente de una mujer y un recién nacido, desembarcaron posteriormente en el puerto de Pozzallo (Sicilia).

Tras una investigación inicial, abierta por la Fiscalía del Distrito de Catania sobre los delitos de violencia privada y conspiración criminal para favorecer la inmigración ilegal, se decidió que la competencia correspondía a los Tribunales de Ragusa.

En ese momento, si bien el juez de las investigaciones preliminares de Catania no identificó ningún elemento idóneo para fundamentar la existencia de ese vínculo asociativo, estableció que “no se puede permitir que las ONG creen corredores humanitarios autónomos fuera del control estatal e internacional, precursores de situaciones críticas dentro de cada país en términos de orden y seguridad”.

De este modo, Montes Mier y Reig Creus fueron imputados de una parte, del delito de auxilio a la inmigración clandestina y violencia privada, por haber desatendido las indicaciones de las autoridades italianas que, tras solicitar expresamente la intervención del Open Arms en la operación de salvamento, exigieron su retirada para permitir la intervención de la autodenominada guardia costera libia; y por otra, por no haber solicitado indicación de un POS (Place of Safety) a Malta, mientras la nave seguía navegando hacia el puerto de Pozzallo.

El Juzgado de Ragusa, después de escuchar a las partes, ha decidido dictar sentencia y desestimar el enjuiciamiento de ambos.

Comentarios de Facebook