Compartir

Un corrimiento de tierra ha arrastrado este miércoles ocho viviendas hasta el mar en la localidad noruega de Kråkneset, en el municipio de Alta. Las autoridades han confirmado que no se han producido heridos durante el cataclismo.

Más de un kilómetro de tierra se separó de la península y arrastró ocho viviendas hasta el mar. Las tareas de rescate se realizaron por aire, tierra y mar.