Compartir

El candidato de Unidas Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, advirtió este martes de que el trabajo de campo del barómetro preelectoral del CIS se hizo antes de su vuelta a la actividad pública tras su permiso de paternidad, por lo que relativizó sus resultados, y afirmó estar “cada vez con la sensación más clara de que vamos a dar la sorpresa”.

Lo hizo en declaraciones a la Ser La Rioja, recogidas por Servimedia, con motivo de su visita de este mediodía a una organización autogestionada de vecinos de la localidad de Nalda, donde aprovechará para detallar las propuestas de Unidas Podemos para la autodenominada “España vaciada”: garantizar la banda ancha, la asistencia sanitaria y el abastecimiento a domicilio en los pueblos donde no haya hospitales o comercios y reforzar la red ferroviaria secundaria frente al acento tradicional en el AVE.

Preguntado por su pálpito ante las elecciones, Iglesias dijo tener “una sensación muy buena” y que “no sentía nada igual desde 2014”, en el sentido de cómo les para la gente “por la calle y los aeropuertos”.

“Estamos conectando como hacía tiempo que no conectábamos”, aseguró, reafirmándose en el enfoque de leer los artículos de la Constitución, una táctica que cree que “está haciendo que mucha gente se dé cuenta de la importancia de estas elecciones; unos comicios que describió como los más importantes desde 1977.

En suma, Iglesias afirmó que se siente “cada vez con la sensación más clara de que vamos a dar la sorpresa”, y, cuando se le recordó que las encuestas auguran justo lo contrario, quiso subrayar que el trabajo de campo del barómetro del CIS “se hizo antes de que yo volviera”, y desde entonces “han pasado muchas cosas”.

(SERVIMEDIA)