Compartir

El vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, aseguró este miércoles que el Gobierno está amparado por la Constitución en caso de intervenir ciertas empresas como farmacéuticas o fábricas en la crisis del coronavirus, de forma que “puede pedir sacrificios, algunos particulares, para que el interés general de la patria funcione”.

Así se expresó el vicepresidente de Podemos en una entrevista con Telecinco recogida por Servimedia, donde fue preguntado por un mensaje publicado en sus redes sociales en el que apelaba al artículo 128 de la Constitución, que recoge que “toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general”.

Esto fue interpretado como una vulneración de la propiedad privada por algunos empresarios y sectores de la derecha. En este sentido, Iglesias aseguró que lo que hace este artículo de la Carta Magna es “definir el patriotismo”, que es, dijo, “poner lo general por delante de lo particular”.

Por tanto, “a veces el Gobierno puede tener que decirle a una empresa farmacéutica que fabrique determinados medicamentos para curar a la gente o pedirle a una fábrica de automóviles que fabrique respiradores para salvar a muchos compatriotas que los necesitan para vivir”.

Y es que, agregó, “la Constitución Española, cuando se saca, es para aplicarla”, de manera que “este Gobierno va a aplicar la Carta Magna para proteger a la ciudadanía de una crisis sanitaria que está siendo especialmente agresiva para muchos ciudadanos”.

“Este Gobierno, con la Constitución en la mano, está protegiendo a los ciudadanos”, insistió, destacando que “hay que asegurar que haya una Sanidad pública más fuerte, una industria nacional que no nos haga depender de ningún país” y “defender a la gente que está en la primera fila de la batalla frente al virus”.

Asimismo, señaló que “hay que hibernar la economía” y llamó a proteger a “las pequeñas y medianas empresas, a los trabajadores y a los autónomos”, aunque “este Gobierno está demostrando que cuando hay una crisis, puede responder de forma diferente a como se respondió en 2008”.

(SERVIMEDIA)