Compartir

Moncloa confirmó este miércoles que la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, dio positivo en la segunda prueba del coronavirus que le realizaron, por lo que seguirá ingresada en un hospital privado de Madrid recibiendo asistencia médica por una infección respiratoria.

Si a esto le sumamos que varios miembros de la familia de Pedro Sánchez se encuentran también infectados (su mujer Begoña Gómez, además de la madre del presidente y su suegro) en Moncloa no descartan que el propio líder del Ejecutivo acabe enfermo.

De ser así Pablo Iglesias, vicepresidente segundo y líder de Unidas Podemos, podría convertirse en la primera autoridad del país. Una situación que ha abierto un debate, incluso en el propio Palacio de La Moncloa, ya que todo el peso de las decisiones quedarían en sus manos.

No obstante, en el PSOE se muestran convencidos de que si Sánchez se infectara, él seguiría al frente de todas las decisiones como está haciendo actualmente la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que se encuentra en cuarentena. Incluso si tuviera que ser ingresado en un centro hospitalario la situación, dicen, no cambiaría.

Este miércoles en el Congreso, el líder de Vox Santiago Abascal demandó a Sánchez el cese de Iglesias, puesto que es un “totalitario peligroso” que ha usado la crisis por el Covid-19 para garantizarse su presencia en la comisión que controla el CNI, en referencia a que un cambio legal sobre este asunto se incluyera en el decreto para paliar los efectos por la pandemia.