Compartir

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, candidato del partido a las elecciones generales elegido en primarias por los inscritos, no prevé acortar su baja de paternidad por el adelanto de los comicios al 28 de abril que anunció este miércoles el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Lo aseguró este viernes su pareja y portavoz parlamenaria de Unidos Podemos, Irene Montero, en rueda de prensa en la sede de Podemos convocada para valorar el anuncio de Sánchez y a preguntas de los periodistas sobre este particular.

Iglesias, en principio, tiene previsto estar de baja paternal desde comienzos de enero hasta finales de marzo, al haberle cedido Montero la mitad de los seis meses que le corresponden a ella, tal y como adelantó Servimedia el pasado 17 de diciembre.

Hoy, Montero comentó que Iglesias “cumplirá con su permiso de paternidad y se reincorporará para ser el candidato”, y reivindicó que repartirse al 50% los días “es un poderoso mensaje” que conecta con la “España que millones de españoles quieren”, porque “ha llegado la hora de la corresponsabilidad”.

Además, se mostró convencida de que la ausencia de Iglesias en los medios durante la precampaña no tiene por qué dejar en desventaja a Podemos ante sus rivales electorales, porque “somos un equipo”.