Compartir

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, anunció este jueves que su formación saldrá “a ganar” la Comunidad de Madrid en las próximas elecciones autonómicas de mayo compitiendo contra Íñigo Errejón, para el que, sin embargo, no avanza ninguna medida disciplinaria.

Iglesias ha compartido en las redes sociales una carta dirigida a los inscritos de Podemos tras el anuncio de Errejón de renunciar a la marca Podemos para aspirar a la Comunidad de Madrid bajo la plataforma ‘Más Madrid’, que encabeza Manuela Carmena en la capital.

Recuerda que hace cuatro años propusieron que Carmena encabezara la lista de la coalición entre Podemos y Ganemos para lograr el cambio en la capital, y “no nos arrepentimos de haberlo hecho”. “Se han hecho algunas cosas buenas para los madrileños y, por eso, nos alegramos de haber hecho posible que Manuela fuera candidata y de que contara con un equipo plural. Quizá quien le apoyó y acompañó entonces merecería otra consideración, pero hay algo mucho más importante que Manuela o que Podemos: que los madrileños tengan un Gobierno más decente que los anteriores”, añade.

Considera que “el nuevo proyecto de Manuela se parece muy poco al de Ahora Madrid de hace cuatro años, pero si ese proyecto y las exigencias de Manuela de decidir su lista del primer al último nombre son la condición de posibilidad para que los corruptos y los reaccionarios no vuelvan a gobernar Madrid, estamos dispuestos a hacernos a un lado y a no presentarnos a las elecciones municipales en Madrid”.

“Pero, con todo el respeto”, añade Iglesias, “Íñigo no es Manuela”, por lo que en la Comunidad y en todos los demás municipios de España “Podemos saldrá a ganar, construyendo con Izquierda Unida y con el resto de aliados Unidos Podemos y candidaturas municipalistas de unidad. Y lo seguiremos haciendo con la sociedad civil y con la gente”.

“NUEVO PROYECTO POLÍTICO PERSONAL”

Iglesias comienza la carta subrayando que nunca imaginó tener que interrumpir unas horas su permiso de paternidad “por una razón tan triste”, que coincide con el quinto aniversario de la formación. Explica a continuación que por la mañana le llamó Errejón “para informarme de que inicia un nuevo proyecto político personal junto a Manuela Carmena, con una nueva marca electoral”, y pocos minutos después la carta de ambos estaba en todos los medios.

“En política hay que estar acostumbrado a este tipo de maniobras, incluso si vienen de compañeros, pero reconozco que me he quedado tocado y triste. No doy crédito a que Manuela e Íñigo nos hayan ocultado que preparaban lanzar un proyecto electoral propio para la Comunidad de Madrid y que lo hayan anunciado por sorpresa. Creo que nuestros inscritos se merecen más respeto”, dice, al tiempo que asegura sentir “vergüenza de que se hable de nosotros por maniobras de este tipo”.

Iglesias recuerda que hace dos años la Asamblea de Vistalegre “mostró una herida y una falta de madurez que os avergonzó y nos avergonzó”, allí la gente gritó “unidad” y todos salieron “con el firme propósito de cerrar esa herida y madurar”.

“NINGUNA PERSONA ESTÁ POR ENCIMA DEL PROYECTO”

“En muchos partidos, quien pierde un Congreso se va a su casa o abandona la primera línea. Yo quise que en Podemos eso no fuera así y hablé con Íñigo para que, si los inscritos así lo querían, fuera nuestro candidato en la Comunidad de Madrid. Eso sí, dejando claro que ninguna persona está por encima del proyecto colectivo que decidís vosotros”, continúa.

Ahora, denuncia, mientras el grupo parlametario del Congreso trabaja para que se cumpla el acuerdo presupuestario con el Gobierno, “no es fácil tragar con ciertas cosas”, pero mientras sea secretario general de Podemos “vuestro mandato y el proyecto colectivo estarán por encima de cualquier ambición personal”.

“Deseo suerte a Íñigo en la construcción de su nuevo partido con Manuela, pero Podemos tiene la hoja de ruta que marcaron los inscritos y que se decidió en nuestras asambleas ciudadanas”, añade. Así, deja claro que Podemos seguirá trabajando “para cambiar las cosas” y para demostrar “que los pactos que se firman con nosotros se tienen que cumplir punto por punto si quieren nuestro apoyo”.

Iglesias reconoce que este cumpleaños “no es feliz”, pero “en este tiempo en el que un nuevo bloque reaccionario amenaza con destruir las conquistas democráticas, nuestro deber es levantarnos y trabajar para defender la dignidad. No será fácil. Hoy es un día amargo, pero la historia de las luchas sociales enseña que quien se levanta tras un golpe es más fuerte que quien nunca fue golpeado. Hoy, como siempre, sí se puede”, concluye.