Compartir

Crece la tensión en Venezuela, después de que el reconocido como presidente interino del país, Juan Guaidó, haya liberado de su arresto domiciliario al líder opositor, Leopoldo López, con ayuda de militares afines. Mientras, el líder bolivariano, Nicolás Maduro, ha provocado un apagón informativo y habla de “militares traidores”.

En un vídeo divulgado por Twitter, Guaidó ha llamado a un alzamiento militar para poner fin a la usurpación. Ha asegurado que la liberación de Leopoldo no ha sido más que el inicio de la fase final de la “Operación Libertad”.

Guaidó ha puesto el acento en que cuenta con el apoyo de las principales unidades militares de la Fuerza Armada y ha subrayado que han tomado la decisión correcta.

Tras su liberación, Leopoldo Álvarez, que había sido condenado a 13 años de arresto domiciliario, ha celebrado su puesta en libertad como el inicio de la fase definitiva para poner fin a la usurpación y ha hecho un llamamiento a la movilización, destacando que ha sido “liberado por militares a la orden de la Constitución”.

Mientras, el gobierno del líder bolivariano, Nicolás Maduro, asegura estar “enfrentando y desactivando un golpe de estado”, por “militares traidores”.

Además varios tanques militares han atropellado a manifestantes en Caracas.