Compartir

Campofrío acaba de lanzar su anuncio navideño con un mensaje que rompe con el guión tradicional en estas fechas. No habla de reencuentros, sino que reivindica el humor como “bien de primera necesidad”.

“Hoy en día hacer un chiste sale tan caro, que es un lujo que muy pocos se pueden permitir”. Con estas palabras arranca la historia  en la que Antonio de La Torre y Belén Cuesta son los actores protagonistas en el papel de un director de una tienda de chistes y la clienta VIP de la misma.

En el spot, Campofrío ha contado con varios artistas y humoristas, que parodian algunos de los temas más polémicos de la actualidad de este 2018, como la exhumación de Franco, la monarquía, o los WhatsApp enviados a grupos equivocados. Así se puede ver en un momento del anuncio a Toñi y Encarna Salazar (Azúcar Moreno) que acuden a comprar chistes de payos, y comparten escena y “ayudan” a Robert Bodegas, que el pasado verano recibió amenazas de muerte por un chiste sobre gitanos.

Peñafiel, ironizando con chistes sobre la monarquía, también aparece retratado en el famoso spot navideña de la empresa de alimentación, que también cuenta con David Broncano o Silvia Abril.