Quantcast

Feijóo traslada a Casado que para “unir el voto” hay que “aceptar los errores” y “tener espíritu ganador”

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoó, trasladó este sábado al líder del PP, Pablo Casado “dos mensajes”: que “se acabó el duelo, la decepción” por la derrota en las elecciones generales y que “para unir el voto y remontar” hay que “aceptar los errores” y “tener espíritu ganador”.

Así se pronunció Feijoó durante la celebración de la III Romería del Partido Popular de A Coruña en el municipio coruñés de O Pino, en el que también estuvo presente Pablo Casado.

Durante su intervención Feijoó reconoció que la jornada electoral del pasado domingo fue “dura” y dijo ser “consciente” de que “todos” los dirigentes del PP “deben una” a quienes confiaron en este partido.

Se disculpó ante los 4.356.000 votantes del PP por la “decepción” y agradeció a Casado que “dé la cara” por todos ellos. No obstante, llamó la atención ante el hecho de que los votantes del Partido Popular forman parte de los “más de diez millones” de españoles que votaron para que “no gobernase el socialismo más radical con el populismo y el nacionalismo”.

Afirmar que “no es imposible que diez millones de españoles nos entendamos”, puesto que “ya lo hicimos en el pasado”, lo que le permitió observar que “si mandamos mensajes de unidad, si explicamos bien lo que fuimos, lo que somos y lo que seguiremos siendo, volveremos a ser diez millones”.

Dejó claro que el PP es el “gran partido de centro” y aseveró que “con la división del centro y la derecha, gana la izquierda”, algo que, a su juicio, hay que “evitar que pase definitivamente” en las elecciones municipales, autonómicas y al Parlamento Europeo del próximo 26 de mayo.

Llamó a los votantes de Cs, a los electores “moderados” de Vox y a la “mayoría de votantes moderados del PSOE que no quieren la deriva radical del gobierno socialista” a confiar en el PP, poniendo como ejemplos de buena gestión a los ejecutivos de José María Aznar y Mariano Rajoy.

“Si no nos unimos, conseguiremos derrotas y un puñado de escaños y concejales, quizás algún municipio. A los votantes y exvotantes del PP les digo: si nos unimos, ganaremos”, exclamó.

Apuntó que el PP no puede permitirse tener un “pensamiento único e intransigente” si quiere ser un partido de “mayorías y de gobierno”, capaz de “unir a los españoles de centro, de derecha reformistas y a todos los que no queremos ver que la izquierda más a la izquierda del PSOE, el populismo y el nacionalismo se reparten España, cuando España es un país único e indivisible”.

Se comprometió a apoyar a Casado y puso “a la orden” al PP de Galicia en ese sentido y apeló a los votantes de Vox, “a nuestros aliados”, para que entiendan que “conviven mucho mejor en la casa común” que representa el PP que con aquellos que reciben llamadas telefónicas de Marine Le Pen para “felicitarles por las elecciones”.

Presentó a Vox como el “juguete de Pedro Sánchez para movilizar su voto. Valiente hazaña”. No obstante, reconoció que el PP no ha sido capaz de unir a los votantes de derechas. “Aceptamos la derrota y trabajaremos para reconstruir la victoria”, remachó.

(SERVIMEDIA)

Comentarios de Facebook