Quantcast

La FAPE se une a la campaña lanzada por sindicatos mundiales

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) se ha unido a la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y a UNI Global Union, que han anunciado la puesta en marcha de una iniciativa para empujar a los gobiernos a adoptar paquetes de rescate de emergencia para la industria de la prensa escrita en su conjunto (periodismo, publicación, impresión y distribución).

Esta iniciativa, según ha informado la federación, pide introducir un impuesto sobre los servicios digitales ofrecidos por gigantes tecnológicos como Amazon, Google y Facebook, que “han acaparado” los ingresos por publicidad de los medios de comunicación.

La FAPE ha lamentado que la crisis de la Covid-19 haya “acelerado la caída” que experimentan desde hace mucho tiempo los ingresos por publicidad de los medios. Precisamente, este año, los ingresos han disminuido un 20 por ciento y las empresas tecnológicas “se han apropiado de una gran parte de este dinero”. Por ejemplo, afirma que, en 2018, Google ganó 4.700 millones de dólares estadounidenses a través de la publicación de noticias, beneficios que “no compartió con los periodistas que las produjeron”.

En este sentido, el secretario general de la FIP, Anthony Bellanger, ha advertido de que la crisis sanitaria mundial actual “está agravando considerablemente las grandes dificultades a las que se enfrenta el sector de la prensa escrita”.

Por ello, ha señalado que los gobiernos “deben reaccionar urgentemente” ya que, en su opinión, el sector “es un bien público y constituye un pilar fundamental de las democracias”. “Los gobiernos son conscientes de ello. De hecho, durante la crisis de la COVID han identificado el sector como esencial. Ahora no pueden contemplar impasibles cómo se hunde el barco”, ha dicho.

Mientras, la secretaria general de UNI Global Union, Christy Hoffman, ha defendido que la prensa escrita desempeña un papel “muy importante” a la hora de divulgar información y brindar apoyo a los componentes digitales del periodismo.

La FIP y UNI han hecho un llamamiento conjunto dirigido a los gobiernos nacionales titulado ‘Paquete de rescate y supervivencia futura para la industria de la prensa escrita’. Los sindicatos que están afiliados a estas federaciones utilizarán los puntos que figuran en el llamamiento para obtener apoyo para los medios.

En este contexto, el jefe de departamento de UNI Gráficos y Embalaje, Nicola Konstantinou, ha señalado que la prensa escrita “es un bien social y su cadena de suministro es larga e incluye a millones de personas, desde periodistas, editores, revisores, impresores, diseñadores y fotógrafos hasta repartidores, empleados de las oficinas de correos y libreros”.

“La elusión fiscal injusta y el robo de ingresos por publicidad por parte de las principales empresas tecnológicas deja a estos negocios, y las personas que trabajan para ellos, en una situación de desventaja. Pedimos a los gobiernos que intervengan para garantizar que las personas que producen y distribuyen las noticias de las que dependemos reciban lo que les corresponde”, ha concluido Konstantinou.

Comentarios de Facebook