Compartir

El Gobierno de España expresó este sábado su “más enérgica condena y consternación” por el asesinato del sacerdote salesiano español Antonio César Fernández en un ataque terrorista yihadista en Burkina Faso y solicitó a las autoridades de este país que abran una investigación que aclare las circunstancias de ese hecho.

Fernández fue asesinado este viernes mientras viajaba por Burkina Faso en dirección a Uagadugú, en donde residía. El ataque terrorista tuvo lugar cerca de la localidad burkinesa de Cinkanssé, muy cerca de la frontera con Ghana y Togo. Además del religioso salesiano español hay más fallecidos, según informó el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

El embajador de España en Malí, acreditado también ante las autoridades de Burkina Faso, se ha puesto en contacto con los familiares del fallecido para trasladarles el pésame y ponerse a su disposición, y se desplazará a la mayor brevedad posible a Burkina Faso para asistir en toda la tramitación necesaria.

El Gobierno de España pidió a las autoridades de Burkina Faso la apertura de una investigación que aclare las circunstancias de este asesinato, para lo que ofrece su “entera colaboración”.