Quantcast

España logró reducir un 6,6% sus emisiones de CO2 entre 2017 y 2018

El último ‘Informe de situación de las emisiones de CO2 en el mundo’, presentado este lunes en el Oceanogràfic de Valencia, recoge que España logró en 2018 una bajada significativa de las emisiones verificadas de dióxido de carbono: hasta 8,9 millones de toneladas menos, lo que supone un descenso del 6,6% respecto al año anterior.

Los datos certificados y verificados corresponden a 2017 y 2018, aunque el informe se cerró el pasado mes de marzo y no pudo presentarse por el coronavirus. La presentación ha corrido a cargo de la directora de la Fundación Empresa y Clima, Elvira Carles, informa Global Omnium en un comunicado.

Se trata de la obra de consulta de referencia para el sector empresarial vinculado a la lucha contra el cambio climático. Como en las diez anteriores ediciones, está elaborada por la fundación, por el economista Arturo de las Heras, con datos de organizaciones públicas y privadas internacionales dentro del marco ampliado del Protocolo de Kioto 2013-2020.

A nivel mundial, las emisiones energéticas de gases de efecto invernadero (GEI) aumentaron un 1,3% en 2017 acercándose a los 33.000 millones de toneladas. De los 5 primeros países, todos por encima de los 1.000 millones de toneladas, solo Estados Unidos y Japón las redujeron respecto al año anterior, aunque las siguieron liderando al aglutinar el 43%. Destaca el caso de Rusia con un 6,8% de aumento.

Las emisiones de GEI per cápita en el mundo subieron una décima hasta las 4,36 toneladas/persona/año, con lo que se rompió la tendencia decreciente desde 2013. La península arábica siguió como el área con mayores emisiones per cápita, sobre todo Qatar con 30,36 tonelada de CO2 por persona y año. También se mantuvo el crecimiento del PIB de China por encima del crecimiento de sus emisiones, ampliando así su desacoplamiento.

Dentro de Europa, en 2017 se produjo un aumento del 1,1% de las emisiones totales europeas hasta 5.100 millones de toneladas. Turquía se posicionó como el país con mayor subida respecto al año anterior, con 537 toneladas de CO2 y un crecimiento del 5,5%.

Reino Unido, por contra, logró el mayor descenso de emisiones respecto a 2016, del 2,2% hasta 505 toneladas. Y Alemania, el mayor emisor europeo, se mantuvo estable con 936 toneladas de CO2.

Paralelamente, las emisiones europeas verificadas sujetas a la directiva comunitaria se redujeron en un 4,1% en 2018 en comparación al año anterior, hasta 1.680 millones de toneladas. Alemania anotó la mayor bajada ese año (-3,5% con más de 15 millones) y Finlandia el aumento más significativo (+4,4% con 1,1 millones).

Ante estos datos, la directora de la Oficina Española de Cambio Climático, Valvanera Ulargui, ha afirmado en la presentación que “el cambio climático es una crisis no sistemática, de ahí la importancia de avanzar a economías bajas en carbono que mantengan los limites del planeta y que sepan anticipar”. “Esos son los ejes del Gobierno, tenemos que acompañar y marcar objetivos y posicionar a nuestras empresas en aquellos nuevos mercados globales”, ha reivindicado.

Y es que el cambio climático “no es opcional”, ha coincidido el director general de la compañía valenciana Global Omnium Vicente Fajardo, destacando herramientas como ‘GO 2’ para calcular la huella de carbono y ‘GOAnalytics’ para detectar restos de Covid en aguas residuales como alerta temprana.

“La emergencia climática nos debe preocupar a todos, es transversal, y lo es desde el ámbito público. Debemos afrontarlo con valentía, porque sus conveniencias son devastadoras y que puede llegar a ser irreversible tal y como nos avisa la ciencia, ha alertado la consellera de Emergencia Climática, Mireia Mollà, en la clausura, para llamar a una transición ecológica justa ante los datos “preocupantes”.

En clave local, el concejal de Turismo de València, Emiliano García, ha presentado la estrategia de turismo sostenible dirigida a aunar la ciudad con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), verificando la huella de carbono de la actividad turístico, con la meta de posicionarse como destino neutro de carbono en 2025.

Comentarios de Facebook