Quantcast

Enaire coordina la actividad aérea civil con la militar en ejercicios internacionales

Enaire, gestor nacional de navegación aérea, está coordinando la actividad aérea civil con la militar en los ejercicios internacionales de pilotos y tripulaciones que se desarrollan desde la base del Ejército del Aire en Albacete.

El curso de entrenamiento, que se denomina ‘TLP – TacticalLeadership Program’, cuenta con 420 participantes de cinco países pertenecientes a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN): Francia, Italia, Grecia, Estados Unidos y España

El ejercicio TLP se celebra en España desde el año 2009. Este curso de entrenamiento tiene lugar hasta cuatro veces al año, desarrollándose en esta ocasión desde el 16 al 27 de noviembre.

Las aeronaves más destacadas son los cazas Eurofighter, Mirage2000, F- 16 y F-18. También participa un avión AWACS de la OTAN, un avión E2C Hawkeye francés, un avión C-27 de transporte italiano y un helicóptero Superpuma español.

Los ejercicios TLP tienen como objetivo mejorar la interoperabilidad de las fuerzas aéreas de los países aliados y la formación de los pilotos, comandantes de misión de grandes formaciones aéreas, mediante el planeamiento y adiestramiento del personal en misiones aéreas.

MINIMIZAR LA AFECCIÓN AL TRÁFICO CIVIL

Según ha explicado el gestor de navegación, en este tipo de ejercicios aéreos, para garantizar la seguridad de las operaciones tanto militares como civiles, es fundamental la coordinación entre todos los actores implicados de forma que se disminuya todo lo posible la afección en los vuelos de la aviación general comercial.

Para ello, las distintas fases de planificación deben coordinarse entre todos los organismos implicados (Dirección General de Aviación Civil, Agencia Estatal de Seguridad Aérea, Ejército del Aire, Enaire, Eurocontrol) y realizarse con el margen temporal adecuado, afectando de este modo a los niveles estratégico, pretáctico y táctico de la gestión de espacio aéreo.

Enaire, a través de sus direcciones regionales, interviene en la gestión final del escenario del ejercicio, para la que se tiene en cuenta el cumplimiento de los objetivos militares marcados y la afección que esta actividad pueda tener en los flujos de tráfico y en la capacidad de los sectores de control aéreo.

Además, mantiene una importante colaboración con el Ejército del Aire facilitando la celebración de estos ejercicios desde que se establecieron en nuestro país de manera continuada, siempre buscando que el entrenamiento militar sea compatible con la actividad civil.

Comentarios de Facebook