Compartir

La niña de origen ruso que fue ingresada el pasado jueves por consumo de éxtasis ha sido dada de alta y se encuentra fuera de peligro, según han informado este lunes fuentes oficiales del Servicio de Salud de Ibiza y Formentera.

La niña de tres años fue ingresada en estado crítico, tras haber consumido presuntamente metanfetamina. La pequeña se encontraba de vacaciones con su familia, en Ibiza.

Según informó ‘IB3‘, la menor  permaneció en la UCI pediátrica del Hospital de Son Espasses, en Palma, donde tuvo que ser trasladada en helicóptero, por su estado de gravedad.

En el primer momento, la niña fue llevada a urgencias del hospital de Can Misses, en Ibiza, y los sanitarios la medicaron para tratar de bajarle las pulsaciones. Según las fuentes hospitalarias citadas, los familiares contaron que la menor habría cogido las pastillas “del suelo” en el domicilio donde veranean y desconocían cuántas podría haber tomado.

El Cuerpo Nacional de Policía investiga los hechos.