Compartir

Según el último informe que el Tribunal de Cuentas ha enviado al Congreso de los Diputados, la Seguridad Social se encuentra en quebra al registrar un “patrimonio neto negativo”.

Esto se debe, según recoge el documento, a que se han registrado 100.000 millones de pérdidas acumuladas desde el año 2010. El informe fiscaliza la situación a fecha de 2017, pero anticipa que la situación no ha mejorado en 2018.

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, reivindicó este martes que medidas tomadas por el Gobierno de Pedro Sánchez como la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), con el correspondiente incremento de la contribución mínima a la Seguridad Social, así como el incremento de la contribución máxima, ejemplifican el compromiso del Ejecutivo con la sostenibilidad del sistema de pensiones.

En declaraciones a los medios de comunicación durante su visita a la plataforma de Renta de la Delegación Especial de la Agencia Tributaria en Madrid, Montero respondió así al ser preguntada por el informe del Tribunal de Cuentas que asegura que la Seguridad Social está en quiebra.

Montero indicó que “el informe se refiere a 2017” y que supone “una aproximación que coincide con las de otros organismos” en cuanto a la necesidad de acometer medidas en materia de Seguridad Social para garantizar su sostenibilidad a medio plazo. En este sentido, la ministra en funciones destacó las medidas aprobadas por el Gobierno socialista en sus 10 meses de mandato para incrementar los ingresos de las cotizaciones sociales, que hasta marzo se habian incrementado en un 11%.

“Esto significa una mejor garantía para la sostenibilidad del sistema”, resaltó Montero, para a continuación subrayar la importancia de que el nivel de vida de los pensionistas “sea adecuado” y que para ello las pensiones “se sigan revalorizando con el IPC”.

Asimismo, Montero señaló la necesidad de “intensificar” durante la próxima legislatura las negociaciones en el Pacto de Toledo para alcanzar un acuerdo entre todas las formaciones políticas y los agentes sociales, para lo que abogó por “crear un clima adecuado” para culminar los trabajos avanzados en la legislatura anterior.