domingo, 27 septiembre 2020 16:51

Se retrasa la entrada de los mineros que rescatarán a Julen: hay que volver a perforar

El rescate de Julen ha vuelto a sufrir complicaciones por los problemas surgidos a la hora de “encamisar” el pozo vertical y paralelo al del pequeño. Las desviaciones provocadas por la broca de perforación, ha hecho que el trabajo de entubado que reforzará las paredes y dará garantías para bajar a los 60 metros de profundidad, se retrase.

Estaba previsto inicialmente que los mineros entrarían sobre las 12 del mediodía pero ese plazo tampoco se cumplirá. Ahora el equipo de rescate ha tomado la decisión de volver a rellenar el túnel con arena fina para volver a perforar y ensancharlo.

Una vez completado este proceso, y tras asegurar el túnel, la Brigada de Salvamento minero de Asturias deberá cavar una galería de unos cuatro metros de longitud que conectará con el pozo del niño.

Los mineros bajarán de dos en dos al interior del túnel en turnos de media hora. Serán transportados por una jaula de hierro que los bomberos de Málaga han diseñado para este rescate, y que han probado en los últimos días.

Mientras continúan las labores de rescate, la Guardia Civil investiga si una máquina logró mover la piedra que, según el pocero, habría estado tapando el pozo en el que cayó Julen. ‘Antena 3’ ha publicado las imágenes grabadas en el lugar de los hechos, apenas dos horas después de que la familia de Julen, diera la alerta. En ellas “se aprecia el trabajo de una excavadora, para hacer un bancal que evite desprendimientos. Éste es el montón de tierra acumulada”.

 

Por otra parte, y según ‘El Mundo’, “el juzgado de Instrucción número 9 de Málaga ha abierto diligencias para esclarecer las circunstancias que posibilitaron que Julen se cayese a través del pozo en Totalán (Málaga), tras recibir un detallado informe del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil”.