Compartir

El PSOE aseguró este martes que el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, rechazó la oferta de un gobierno de coalición para sumar su apoyo a la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno y que ya no habrás más propuestas.

“Por qué no intentamos un gobierno de coalición”, se preguntó la portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados y vicesecretaria general del partido, Adriana Lastra. Y, acto seguido, respondió que “ya lo hemos intentado y se nos dijo que no, esa fue la oferta que hizo el presidente el jueves, se la hizo el jueves por la tarde a Pablo Iglesias”.

Lastra acusó varias veces a Iglesias de querer “imponer” ministros a Sánchez y de haberse “negado a negociar” desde las elecciones generales, manteniendo el único objetivo de “imponer” al presidente socialista la presencia de determinados miembros de Podemos en el Consejo de Ministros. “No puede pretender tener un gobierno paralelo a su servicio”.

Así las cosas, consideró que “no está a la altura de las circunstancias quien se niega a negociar y no es capaz de ceder en absolutamente nada”. De esta manera se expresó la ‘número dos’ del PSOE en la rueda de prensa que ofreció en el Congreso tras la reunión que mantuvo con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, en la que acusó a Iglesias de “reeditar” la pinza que Izquierda Unida y el Partido Popular protagonizaron en los años 90.

“No me gustaría hablar en los términos de reeditar la pinza de los años 90, pero se le empieza a parecer mucho. Y esa es la opción que parece haber elegido el señor Iglesias”, reflexionó en rueda de prensa tras la reunión que mantuvo con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián.

Lastra cargó contra Iglesias por no querer “sentarse” a negociar y dijo que “no ha tenido voluntad de acuerdo”, que el PSOE ha ido “cediendo a un poco más” mientras el líder de Unidas Podemos “no ha cedido nada desde las elecciones”.

Y en una negociación, reflexionó Lastra, “todos tenemos que ceder y este partido ha cedido y ha cedido desde el inicio, pero Pablo Iglesias no tiene voluntad de negociar sino de imponer su voluntad personal”.

 

A su juicio, Iglesias lanzó la “consulta trampa” para blindarse” ante una decisión de votar en contra de Sánchez que “había tomado previamente”, tras decir “no” a la propuesta de Sánchez de incluir perfiles de Podemos en el Consejo de Ministros.

Lastra apuntó que ellos consultan a los militantes “en base” a un acuerdo, pero “no para dinamitarlo”. “Ha sido él quien ha roto las negociaciones. Nunca se ha querido sentar a negociar, solo ha querido hablar de nombres, nunca de programa político”.

“A todas las propuestas nos ha dicho que no. No han querido porque estaba a otras cosas”, remachó la ‘número dos’ del PSOE, que mantiene un discurso duro con la formación Iglesias.

 

“Le hemos ofrecido hasta empezar de nuevo y ha dicho a todo que no hasta al propio presidente del Gobierno” y hasta ha “cuestionado” el resultado electoral y ha insinuado que “estamos al servicio que no sabemos quién”, a lo que Lastra pidió “respeto” por un partido con 140 años de historia y por Pedro Sánchez.