Compartir

El precio de la vivienda terminada (nueva y usada) en España se encareció en junio un 2,5% interanual, por debajo del 3,9% contabilizado el mes previo o el 6,4% anotado un año atrás, en junio de 2018.

Así figura en la estadística ‘Tinsa IMIE General y Grandes Mercados’, divulgada este martes por la sociedad tasadora y donde detalla que el valor medio de la vivienda terminada se ha recuperado un 14,9% desde febrero de 2015, cuando marcó su nivel más bajo en la crisis, aunque se mantiene todavía un 34,1% por debajo de los valores máximos de 2007.

El indicador revela un frenazo en la progresión de los precios en buena parte de las subcategorías que analiza, siendo la más acusada en capitales y grandes ciudades donde el crecimiento de los precios ha pasado de una progresión interanual del 4,8% en mayo a apenas el 1,3% un mes después, en junio.

El encarecimiento más notorio lo registran todavía el subíndice que representa a las islas (Baleares y Canarias), con una expansión del 7,4% aunque ligeramente inferior también al 8,5% contabilizado en mayo.

También se moderan, desde un 2,9 al 1,5%, los precios de los inmuebles analizados en la Costa Mediterránea.

La tendencia es diametralmente opuesta en las áreas metropolitanas, ya que en lugar de frenar la progresión de precios acusan un fuerte encarecimiento al pasar la tasa de aumento interanual desde el 1,8 de mayo al 5,7% de junio.

Desde los mínimos postcrisis, la mayor revalorización se ha concentrado en las islas, con una recuperación del 24,1% en Baleares y Canarias; seguida por las capitales y grandes ciudades, cuyo valor ha escalado un 22,9%; y la Costa Mediterránea, con el 16,9%.

Sin embargo, será en esta última, en la Costa Mediterránea, donde continúan las valoraciones más alejadas de su récord ya que difieren un 42,8% de los máximos. En las áreas metropolitanas el precio es un 38,4% inferior a los máximos, y el 34,3% en las capitales y grandes ciudades.

Donde más se ha cerrado este gap es en Baleares y Canarias, aunque aún están un 18,7% por debajo de los precios más altos de la burbuja.