Compartir

Las principales asociaciones de la Guardia Civil anunciaron este martes que estudian denunciar al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

La decisión la han tomado después de que se les haya comunicado que la Benemérita tendrá para la equiparación salarial un 1,72% menos de lo acordado, un total de 4,3 millones de euros, que se destinarán a la Policía Nacional.

Esta cuestión fue explicada esta mañana en rueda de prensa en Madrid por representantes de las asociaciones del Instituto Armado AUGC, AEGC, UnionGC, APC, UO y ASES.

En la comparecencia, Javier Montes, de la UO (Unión de Oficiales), relató que este pasado mes de febrero el director general de la Benemérita, Félix Azón, les informó de que iba a aceptar modificar el reparto de la equiparación pactado hace un año. El acuerdo estipulaba repartir 807 millones hasta 2020 entre las Fuerzas de Seguridad, con el criterio de que la Guardia Civil recibiría un 59% de esta cantidad y la Policía un 41%.

Sin embargo, Montes indicó que Azón les comunicó que la Benemérita recibiría un 1,72% menos, lo que conlleva un recorte de 4,3 millones menos para equiparación, que se destinarán a la Policía. Este agente de la UO destacó que estos millones iban a destinarse, en teoría, a los guardias civiles menos favorecidos salarialmente y que tienen puestos más difíciles, como los destinados en las cárceles.

PLAZO “DE DÍAS”

En este sentido, Alberto Moya, secretario general de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), señaló que consideran esta decisión de Azón un “engaño” y que al quitarles el 1,72% de lo pactado “se ha alterado el principio de equiparación total y absoluta”.

Por este motivo, Moya informó de que han solicitado formalmente a Marlaska que les explique en una reunión lo sucedido, al tiempo que también le han reclamado que les facilite el informe que ha elaborado la consultora Ernst & Young sobre este proceso de igualación salarial. La contratación de este informe fue parte del acuerdo que Interior firmó en 2018 con los representantes de los agentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado para garantizar que la equiparación se llevara a cabo correctamente.

Este representante de la AUGC explicó que dan un plazo “de días” al ministro para que les aclare la situación, ya que “si sigue danto la callada por respuesta, iniciaremos acciones legales” contra este departamento. También advirtió de que no descartan movilizaciones si el Gobierno no les aclara lo sucedido.

A su vez, Montes indicó que con esta decisión de quitar a la Guardia Civil 4,3 millones de la equiparación Interior “ha roto el acuerdo de equiparación”. Además, este agente estimó que el director de su institución ha debido tomar esta decisión tras serle impuesta por el “nivel político” de Interior.

CONTRA LOS “TRILEROS”

A este respecto, Ramón Rodríguez, de la UnionGC, señaló que los porcentajes de reparto de la equiparación se decidieron en un “proceso de negociación” y que los guardias civiles pensaban que en Interior estaban tratando “con gente seria”, ya que no les gustan las “partidas de trileros”.

A su vez, Ángel María Ramírez, de Asesgc (Asociación Suboficiales Guardia Civil), señaló que lo preocupante de que a la Benemérita se le reduzca el porcentaje del dinero de la equiparación es que desde Interior no se les haya dado ninguna “explicación objetiva”, lo cual es llamativo tratándose de la distribución de “dinero público”.

Ramírez también resaltó que los 4,3 millones de euros que recibirá de menos el Instituto Armado eran para agentes que tienen más problemas salariales en comparación con sus destinos, como pueden ser los funcionarios destinados en las prisiones.

(SERVIMEDIA)