Compartir

Los cinco jóvenes sevillanos de la ‘Manada’ que fueron condenados a nueve años de cárcel por agresión sexual a una joven durante los Sanfermines de 2016 seguirán en libertad provisional, después de que la Audiencia de Navarra haya desestimado los recursos de súplica presentados por la fiscalía y la acusaciones particular y las populares ejercidas por el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno navarro.

El abogado de la defensa, Agustín Martín Becerra, ha mostrado su satisfacción por esta decisión que ha sido alcanzada por el tribunal con dos votos contra uno. Apunta a que no hay razones para cambiar la situación de los procesados y no hay un riesgo importante de fuga.

Según ha informado ‘Noticias de Navarra’, los dos magistrados que desoyen la súplica argumentan que “ha de valorarse que hasta ahora los acusados han acatado puntualmente sus obligaciones (firmar tres veces en el juzgado, respetar el alejamiento de la víctima y no entrar en la Comunidad de Madrid), su arraigo personal, familiar y social es evidente;no se tiene noticia alguna de que dispongan de medios económicos en el extranjero y “ni siquiera en España” y subraya que la alarma social “no es un criterio válido” para justificar la prisión provisional de los acusados.

Por su parte, el magistrado que ejerce el voto particular, José Francisco Cobo, y aboga por encarcelarles, se basa en que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra “consolida y refuerza los factores que deben ser evaluados” y recuerda que el propio auto del Supremo advierte que “las firmas diarias pueden ser diarias en el instante en el que el firmante decide emprender la fuga”.