Compartir

La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general en el mes de abril es del 1,5%, dos décimas superior a la registrada el mes anterior, subida que se explica por el efecto Semana Santa.

Según informó el Instituto Nacional de Estadística (INE), como consecuencia de este periodo festivo el IPC subió un 1% en términos intermensuales, al incrementarse los precios de los paquetes turísticos, los de los hoteles, cafés y restaurantes y los del transporte, especialmente el aéreo.

Por su parte, la tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumenta dos décimas, hasta el 0,9%, con lo que se mantiene seis décimas por debajo de la del IPC general.

En abril, la tasa anual del IPC aumenta en todas las comunidades autónomas respecto a marzo, excepto en Galicia, donde se mantiene. Los mayores incrementos se producen en Aragón, Comunidad Foral de Navarra y La Rioja, con una subida de cuatro décimas. Por su parte, Andalucía, Asturias, Baleares y Comunidad Valenciana registran los menores aumentos, una décima por encima del mes anterior.

Por otro lado, la tasa de variación anual del IPC armonizado (IPCA) se situó en el 1,6%, tres décimas por encima de la registrada el mes anterior. La variación mensual fue del 1,1%.

Asimismo, la tasa de variación anual del IPC a Impuestos Constantes (IPC-IC) se sitúa en el 1,5%, la misma que la registrada por el IPC general. La tasa mensual también fue del 1%.

Por último, el IPCA a Impuestos Constantes (IPCA-IC) presenta una tasa anual del 1,6%, la misma que la del IPCA, y una variación mensual del 1,1%.

(SERVIMEDIA)