Compartir

La candidata del Partido Popular a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, prometió este martes acometer la “mayor bajada de impuestos de la historia” en la región, si mañana consigue ser investida presidenta autonómica con los apoyos de Cs y Vox. Además,

Así se pronunció Díaz Ayuso durante su discurso en la primera de las dos jornadas del Pleno de investidura en la Asamblea de Madrid, en el que estuvo arropada por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida; por el presidente del PP de la Comunidad de Madrid, Pío García Escudero; y por el secretario general del PP, Teodoro García Egea.

La próxima presidenta regional pronunció un discurso de más de una hora en el que citó a todos los presidentes de la Comunidad que le han precedido en el cargo (Joaquín Leguina, Alberto Ruiz Gallardón, Esperanza Aguirre, Cristina Cifuentes y Pedro Rollán), con la excepción de Ignacio González, incurso en la trama Lezo, y Ángel Garrido, que abandonó el PP para afiliarse a Cs y concurrir en la lista de este partido en los recientes comicios autonómicos.

También obvió pronunciarse sobre las informaciones que la vinculan con la trama ‘Púnica’ y las referidas al préstamo de Avalmadrid a su padre o a que no habría pagado el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en los últimos cinco años.

No obstante, en una enumeración difusa de las medidas que pondrá en marcha contra la corrupción (como el deber de todo cargo público a actuar alejado de intereses partidistas, la protección de los denunciantes de estas prácticas y la transparencia en la gestión de los público), proclamó su “tolerancia cero” contra esta lacra.

Díaz Ayuso se presentó como alguien que está orgullosa de ser “representante de un pueblo libre”. Por ello, conminó a los diputados autonómicos a ser un “ejemplo de eficiencia y responsabilidad” en un momento en que la “política está desacreditada”.

Apuntó que Madrid es “la casa de todos los españoles, sin regionalismos ni fronteras”, lo que le permitió aseverar su orgullo a España y al Rey, así como trasladar su agradecimiento a la Casa Real por su labor de garantes de la democracia desde la transición.

Comentó que “querer a España es el mejor logro de gobernar Madrid” y se comprometió a respetar la bandera, el himno y el escudo “en estos momentos tan complicados” marcados por “elementos diferenciadores” que atacan a España.

Esto le permitió dejar claro que luchará contra el “proyecto totalitario” de los independentistas y contra “concesión”, “cambalache” y “ejercicio de ataque a la unidad nacional” que, en su opinión, el Gobierno de Pedro Sánchez esté dispuesto a perpetrar.

También dejó claro que luchará contra “cualquier tentativa de socavar la unidad de España” por parte de quienes “quieren secuestrar la soberanía” de los españoles.

“MAYOR BAJADA FISCAL DE LA HISTORIA”

Díaz Ayuso explicó que los pilares básicos de su acuerdo de gobierno con Cs y Vox, conseguido tras “largas discusiones” y gracias a la generosidad de los líderes autonómicos de estos partidos, serán la libertad, la bajada de impuestos y la eficacia de los servicios públicos.

Sin concretar demasiado al respecto de esta rebaja firscal, avanzó que la bajada de impuestos que pretende llevar a cabo destacará por una reducción de “medio punto en todos los tramos” del Impuesto sobre la Renta y las Personas Físícas.

La candidata se mostró abierta a alcanzar acuerdos con las formaciones que se integrarán en la oposición al ser consciente, según dijo, de que los votantes han dictado con su voto que esta legislatura ha de ser la del “diálogo permanente”.

Por ello, planteó los diez retos que compondrán su acción de gobierno: pleno empleo y “bajada histórica de impuestos”, educación “en libertad”, convertir Madrid en la región “mejor digitalizada de Europa”, lucha contra la despoblación y la soledad, conciliación laboral, universalización de la sanidad, medio ambiente, seguridad, igualdad y “libertad como base de la acción política”.

Díaz Ayuso aprovechó la enumeración de esos retos para anunciar algunas de las medidas que pondrá en marcha cuando asuma la Presidencia regional. En ese sentido, consideró que la mejor fórmula para activar la economía es bajar impuestos, lo que le permitió proclamar que tras 16 años de rebajas fiscales, acometerá la “mayor bajada de impuestos de la historia” de la Comunidad.

También se comprometió a defender a las empresas y a las familias madrileñas de la “voracidad fiscal” del gobierno de Pedro Sánchez, a quien exigirá que acometa la reforma de la financiación autonómica.

A su juicio, la izquierda anhela que la Comunidad se convierta en una región “al borde de la exclusión social”, autoproclamándose el paraguas de los madrileños ante la “negación de la recesión” por parte del presidente del Gobierno en funciones.

También anunció la ampliación de la Línea 3 de Metro para conectarla con Metrosur y la construcción de un intercambiador en Conde de Casal para conectarlo con la ampliación de la Línea 11 del suburbano.

Dijo que colaborará estrechamente con el Ayuntamiento de Madrid para potenciar el turismo regional promocionando sectores como la moda, los restaurantes, los bares y otros espacios lúdicos y prometió que trabajará para celebrar “grandes eventos deportivos” en la región y para convertir a ésta en la “capital cultural del mundo iberoamericano”.

En materia educativa, dijo que extenderá los conciertos al bachillerato, impulsará el bachillerato de excelencia, pergeñará una estrategia encaminada a combatir el acoso laboral y reforzar la autoridad de los profesores, incorporará una hora adicional de deporte inclusivo en los colegios y en la Formación Profesional (FP) y garantizará que los padres con hijos con discapacidad puedan seguir eligiendo entre centros de educación inclusiva o centros de educación especial al considerar que cada circunstancia es diferente.

También afirmó que convertirá a la Comunidad en un “referente en el mundo digital”, creando una ventanilla cibernética para pymes, autónomos y emprendedores, mejorando el servicio de teleasistencia para mayores y destinando el 2% del PIB regional a I+D+I.

Díaz Ayuso anunció que se creará el abono transporte gratuito para mayores de 65 años con el objetivo de facilitar que éstos puedan llegar a final de mes y que ubicará a las familias en el centro de la política madrileña.

En materia sanitaria, la próxima presidenta regional se propuso el “reto difícil” de reducir las listas de espera a la mitad y a profundizar en la libertad de elección del paciente.

Sobre vivienda, se comprometió a impulsar que los jóvenes puedan independinzarse a través de más alquileres sociales y ayudas para acceder a una vivienda.

CONSEJERÍA DE JUSTICIA, INTERIOR Y VÍCTIMAS DEL TERRORISMO

Anunció la creación de la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas del Terrorismo obligada por los recientes homenajes públicos que distintos miembros de ETA han recibido en sus poblaciones de origen al salir de la cárcel y se comprometió a defender la “honradez” y la “memoria” de las víctimas, porque “no podemos consentir en un Estado de Derecho que el verdugo tenga más reconocimiento que la víctima”.

Por otro lado, instó al resto de grupos a trabajar en aras de un “planeta más sostenible” y, en materia de igualdad, se abstuvo de pronunciar la expresión violencia de género, comprometiéndose a luchar contra una de las “mayores lacras”: la “violencia”.

Adujo que “todas las personas pueden ser víctimas del maltrato”, lo que le sirvió para aseverar que “enfrentar a hombres y a mujeres es insensato” proclamando que “yo lucharé contra el machismo y contra cualquier discriminación, pero no contra los hombres”.

A su juicio, se debe luchar contra esta lacra “sin demagogia”, puesto que “los problemas de las mujeres en España son prácticamente iguales que el de los hombres: el empleo, la sanidad, el futuro…”.

Por último, prometió reservar en las residencias para mayores plazas para matrimonios que tengan a su cargo algún hijo con discapacidad y a combatir el antisemitismo, el racismo y la homofobia. “(Planteo) un gobierno comprometido, decidido y cercano. El gobierno de Madrid late con las aspiraciones de seis millones y medio de almas”, concluyó.

(SERVIMEDIA)