Compartir

La Guardia Civil ordenó este fin de semana el cierre y la evacuación de la playa de la Romana de Alcossebre, en Castellón de la Plana, después de que un hombre encontrara una granada de mano de la guerra civil.

Según ‘El Periódico Mediterráneo‘ fue un buceador quien encontró el dispositivo explosivo y avisó a los agentes de la Benemérita de inmediato.

Tras recibir la advertencia, todos los bañistas fueron evacuados y se decretó el cierre de la playa que se prolongó durante varias horas del sábado, por motivos de seguridad, dado la antigüedad del artefacto. Finalmente la playa volvía a abrirse hacia las 14:45 horas de la tarde, tras la retirada de la granada.

Este domingo, los bañistas pudieron disfrutar con normalidad durante toda la jornada de la playa.