Quantcast

Cs pondrá “nuevas exigencias” para seguir negociando unos presupuestos “creíbles”

El portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha apuntado que su partido no votará esta semana en contra de la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y que este mismo martes la Ejecutiva permanente se reunirá para seguir poniendo “nuevas condiciones” y “exigencias” para seguir “mejorando” los presupuestos para lograr que sea “creíbles” y que permitan a España “salir del bache”.

“Queremos mejorar los presupuestos”, ha dicho Bal en declaraciones a Onda Cero recogidas a Europa Press, donde ha destacado que hasta la fecha Cs ha conseguido que no se suba el IVA a la educación concertada y a la educación especial o parar la subida del IRPF a las clases medias y que en esa línea establecerán “nuevas condiciones para la negociación con el Gobierno”.

Así ha justificado que Cs no ha presentado enmienda a la totalidad de los presupuestos porque su intención es lograr unos presupuestos para que “España salga de este bache”. Si bien, ha apuntado que aunque de sus palabras se entiende que el partido naranja no enmendará a la totalidad el proyecto legislativo, eso no significa que el sentido definitivo de su voto esté definido.

“La negociación está abierta. Estamos negociando unos presupuestos generales del estado sensatos y moderados que den a España la imagen de un país solvente, que es capaz de invertir el dinero que llega de Bruselas“, ha defendido Bal, que asegura que la negociación no es “contra Podemos” a los que asegura que “nunca” han vetado de las negociaciones porque siendo parte del Gobierno es “de sentido común”.

Bal ha hecho hincapié en que proteger a las clases medias debe pasar por ir en contra de soluciones populistas como las de Podemos que “siempre ha sido enemigo de la concertada”.

Respecto a la subida del impuesto al diésel, pese a que desde el Gobierno hayan negado un pacto con Cs para no llevarla a cabo, Bal ha garantizado que el Ejecutivo “se ha comprometido a no subir el impuesto”. “Yo le digo que tenemos el compromiso firme del Gobierno”, ha insistido Bal que señala, no obstante que esta promesa se introducirá a través de las enmiendas durante la tramitación parlamentaria del proyecto de ley presupuestario.

En ese sentido, ha añadido que a Cs “nunca” le ha parecido bien subir impuestos, pero esta crisis “no la pueden pagar las clases medias” y cree que el Gobierno debe explicar el “agujero de la recaudación tributaria”.

Entre sus condiciones lo que Cs no está dispuesto a admitir será “ningún tipo de privilegio” entre unos españoles y otros y se ha erigido como un partido “serio y responsable” que no entra en “provocaciones” que le suenan a “colegio”, al ser preguntado por las críticas de Podemos.

En ese sentido, ha incidido en que este es el momento de adoptar soluciones “responsables” para unos presupuestos generales del Estado de “emergencia nacional” y que su partido lleva pidiendo desde marzo y sobre los que ha conseguido mejoras puesto que los iniciales eran “un disparate”.

Así, ha apuntado que no parece que Ciudadanos y ERC vayan a estar en la misma mesa de negociación. En todo caso, frente a las siete enmiendas a la totalidad presentadas desde otros grupos políticos ha reiterado que Cs está “por permitir las negociaciones” y lograr mejoras frente a otros que prefieren que España no tenga presupuestos.

Bal ha explicado así que tras el acuerdo inicial de investidura en el que se plantearon unos presupuestos generales “surrealistas” la formación naranja quiere permitir la tramitación pero eso no define ya la decisión final de su voto en el proyecto de ley de presupuestos, porque hay cosas en el ADN de su partido por las que no van a pasar.

En todo caso, ha concluido que estos presupuestos son “necesarios y absolutamente imprescindibles” porque no puede ser que España esté sin presupuestos cuando va a recibir 27.000 millones de la UE en 2021. “De manera responsable vamos a tratar de mejorarlos para adecuarlos a lo que los españoles necesitan”, ha concluido.

Comentarios de Facebook