Compartir

La Audiencia Provincial de Lleida ha condenado a una mujer a un año y nueve meses de cárcel por contratar de forma fraudulenta tres líneas de teléfono a nombre de quien fuera su nuera y llamar a las líneas del tarot y a Venezuela, su país de origen, generando una deuda en su cuenta bancaria.

La víctima no supo nada de esas líneas hasta que un día le denegaron un crédito por estar dentro de la lista de morosos. Su exsuegra le había generado una deuda de 1.596,24 euros, según cifró su abogada Griselda Sisó.

La sentencia del tribunal, adelantada por el diario ‘Segre‘, deniega así el recurso presentado por la acusada, que alegaba la vulneración del derecho de presunción de inocencia y falta de pruebas. En el fallo resultaron determinantes las grabaciones de las compañías telefónicas contratadas entre octubre de 2012 y mayo de 2013, para demostrar la autoría del delito.