Compartir

El Gobierno chino ha anunciado que construirá un hospital en solo diez días con el objetivo de tratar en ese centro a todas las personas que han resultado infectadas por el coronavirus.

La edificación se hará en poco más de una semana, y para ello decenas de máquinas ya trabajan en el lugar. No hay tiempo que perder.

En otra crisis similiar vivida en 2003 ya se logró construir un hospital en apenas 7 días. El recinto estará construido con módulos prefabricados y permitirá instalar más de 1.000 camas.

Hasta el momento 26 personas han muerto y otras 900 han sido infectadas por este peligroso virus que ya ha traspasado las fronteras de China. Cerca de 40 millones de personas han quedado en cuarentena.