Compartir
Instagram

La autopsia practicada a la mujer que murió tras degustar un  menúde degustación en el restaurante Riff de Valencia, revela que murió ahogada al aspirar su propio vómito, lo que técnicamente se conoce como una broncoaspiración.

Según fuentes de la investigación citadas por ‘Las Provincias’, la fallecida de 46 años de edad sufrió un episodio de vómitos continuos y quedó semiinconsciente, lo que provocó el fatal desenlace. Al aspirar el vómito se colapsaron sus vías respiratorias, de ahí que los esfuerzos de su marido por reanimarla, no tuvieran éxito.

La Conselleria de Sanidad sigue tratando de averiguar el origen de la intoxicación, que en un primer momento se achacó a la posibilidad de que fueran las setas colmenillas servidas con el arroz meloso y que procedían de Castilla y León donde  se “están haciendo controles complementarios en la empresa”.

Más allá de la causa de la muerte, y según informa ‘Valencia Plaza’, los forenses e investigadores del Instituto de Medicina Legal de Valencia tratan de averiguar el motivo de la hiperémesis (vómitos continuados), ya que se trata de la única de los 30 intoxicados, entre los que también se encuentra su marido y su hijo.

Entre las hipótesis que se manejan se barajan una primera, referida a que pudiera tener hipersensibilidad a alguno de los alimentos ingeridos; o una segunda que plantea la posibilidad de que tuviera una patología asociada que no estuviera diagnosticada que podría haber agravado la supuesta intoxicación alimenticia.

Los expertos confían que que los resultados de la anatomía  patológica y los informes del Instituto de Toxicología de Madrid esclarezcan el trágico suceso.