Compartir

El 77% de las madres que han participado en el estudio ‘Tenemos Like’ sobre el uso de las tecnologías que se presentó este jueves reconoce que sus hijos de tres a cinco años hacen uso de pantallas, como la tablet o el móvil de algún adulto y casi un 50% asegura que sus hijos menores de dos años también interactúan con estos dispositivos.

Las 3.230 madres que han respondido a la encuesta del Club de Malasmadres y Movistar sobre el uso de las tecnologías revelan más datos. El 63% confiesa que le cuesta controlar el uso que ellas hacen de las tecnologías, el 70% considera apropiado que los hijos e hijas tengan móvil entre los 12 y 15 años y solo el 28% de ellas afirma usar un control parental para gestionar los contenidos, el tiempo de uso y la conexión a los dispositivos. La medida más utilizada es limitar el tiempo de uso, lo hacen seis de cada 10 madres.

En cuanto al control parental, solo el 28% de las madres afirma utilizarlo, y un 14% pone un código de acceso en los dispositivos para evitar que entren sin consentimiento.

El contacto que hacen los niños y las niñas con las nuevas tecnologías tiene dos usos principales: vídeos a través del canal Youtube y distintas aplicaciones infantiles. Siete de cada 10 madres reconocen que sus hijos e hijas usan la plataforma Youtube y cinco de cada 10 admiten que los menores usan aplicaciones infantiles.

Las madres reconocen que se encuentran con dos barreras para educar en unos buenos hábitos en el uso de la tecnología, por un lado les faltan herramientas y, por otro, sienten que la presión del entorno les hace ser más flexibles o justificar decisiones de las que no están seguras.

Así, el 46% de ellas afirma que la presión social de las amistades de sus hijos e hijas es la principal barrera y para el 42% es el uso que hacen los hijos o hijas de la tecnología cuando las madres y padres no están delante. Asimismo, el 32% de las madres destaca que la falta de conocimientos e información sobre la gestión y uso es un obstáculo para educar.