Quantcast

Casado quiere gobernar para “achicharrarse por España”

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, subrayó este martes que opta a la Presidencia para “achicharrarse por España” y a poner en marcha todas las reformas que ha prometido “en los primeros meses”, aunque ello pudiera suponer “no revalidar la legislatura o aguantar media legislatura”.

En el Foro Empresarial 2020 Diálogos por Vitoria y Álava, Casado expresó su deseo de ser “el presidente de todos los españoles, los que votan al PP, al PSOE y los que votan a partidos más extremistas”. “En este partido cabe todo el mundo, nos gusta gestionar y no meternos en la vida de la gente”, reivindicó.

Quiso dejar “muy claro” que su intención no es gobernar “para hacer uso de los oropeles del poder” y que le da igual que le aplaudan o le insulten. “Vengo aquí a achicharrarme por España, a poner en marcha todas estas reformas en los primeros meses de Gobierno”, dijo sobre promesas como el impulso de una revolución fiscal y el adelgazamiento de la Administración.

“Si se quejan, se manifiestan o tengo una gran agresión en mis socios parlamentarios, aguantaré lo que aguante, no revalidaré la legislatura o aguantaré media legislatura…”, enfatizó Casado, rechazando así los “demasiados años que llevamos de política de salón”.

Consideró que la política ha de concebirse como una empresa, porque “hay que apostar e hipotecarse”. “Si te arruinas, levantarte y volver a emprender”, reivindicó, antes de recomendar a los españoles que no esperen “a una tercera recesión” y apuesten por el PP.

Advirtió así de las consecuencias que podría tener “darse una alegría en el estómago” en vez de pensar en el porvenir de España. Se comprometió así a que, si llega al poder, poner en marcha “cueste lo que cueste” compromisos como que se pueda crear en España una empresa en cinco días.

PNV, ALIADO DE SÁNCHEZ

Dicho esto, sentenció que el PNV se ha convertido en “el mejor aliado” del presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Se extrañó de que ahora estén diciendo que quieren que gobierne el PSOE cuando este partido “dice que tiene políticas económicas responsables”.

Casado abundó en que el presente de la economía empieza a ser “un poco sombrío” y que el mercado de trabajo “anticipa no resfriados, sino neumonías”. “El problema es que cada vez que el Gobierno socialista habla de economía social sube la luz”, reseñó.

Y, en este caso, recordó que “no es dicho”, porque hoy se ha confirmado que el recibo de la luz subirá en abril un 4%. A este respecto, el líder del PP dijo que el panorama actual le recuerda mucho a 2008, con “una alianza de la izquierda con nacionalistas porque son conscientes de que el caladero de votos del País Vasco y Cataluña les permite ensanchar su base electoral”. Esta es una alianza, concluyó Casado, basada en “mentir sobre cifras económicas”.

(SERVIMEDIA)

Comentarios de Facebook