Compartir

Un grupo de científicos canadienses ha captado una señal de radio proveniente de una galaxia situada a 500 millones de años luz de la Tierra. La señal se repite de manera cíclica cada 16 días.

Se trata de ráfagas de corta duración, conocidas como ‘ráfagas de radio rápidas’ (FRB por sus siglas en inglés), normalmente my difíciles de estudiar debido a su fugacidad. Sin embargo, en este caso se están repitiendo con la frecuencia indicada, informa la revista especializada ‘arXiv’.

El descubrimiento de las ondas se ha producido cuando los científicos se encontraban estudiando datos del radiotelescopio utilizado por el Canadian Hydrogen Intensity Mapping Experiment, tras comprobar que las señales llegan aproximadamente una vez por hora durante cuatro días y luego cesan repentinamente. Pasados 16 días, el proceso comienza de nuevo.

Según los especialistas, podría tratarse algún tipo de cuerpo celeste que orbita alrededor de una estrella u otro cuerpo. En ese caso, las ondas cesarían cuando son obstruidas por el otro objeto, por lo que son incapaces de explicar cómo puede enviar señales de forma regular. También se baraja la posibilidad que sea este cuerpo esté en constante rotación.