domingo, 20 septiembre 2020 13:11

Caen dos organizaciones relacionadas con el tráfico de inmigrantes irregulares

La Policía Nacional ha desmantelado dos organizaciones criminales asentadas en Bilbao y Vitoria que, presuntamente, se dedicaban al tráfico de inmigrantes irregulares entre España y Francia. En total, hay 15 personas detenidas en Bilbao, Vitoria, Madrid, Irún y Lleida.

Según ha informado la Policía en una nota de prensa, los dos líderes han ingresado en prisión y se han registrado dos domicilios en Vitoria donde se han intervenido 3.000 euros, un vehículo, 24 teléfonos móviles, material informático y diversa documentación.

La investigación comenzó con la detención de una persona en Navarra que había sido sorprendida en varias ocasiones trasladando inmigrantes irregulares desde la comunidad foral hasta Francia.

Tras varias gestiones, la Policía Nacional pudo constatar la existencia de dos organizaciones criminales diferentes, que en ocasiones cooperaban entre sí, dedicadas a favorecer el tránsito de inmigrantes irregulares de origen africano entre España y el país galo.

Estos migrantes llegaban en patera a diferentes puntos de las costas españoles, donde eran derivados a distintas ONGs. Aquí, e incluso antes de su salida de Marruecos, las organizaciones les captaban con la promesa de trasladarles a Francia a cambio de cantidades que rondaban los 200 euros.

Varios itinerarios

Las dos redes criminales tenían varios itinerarios para desplazar a estos inmigrantes desde las ciudades en las que estaban acogidos hasta Irún, pasando por ciudades como Madrid, Bilbao, Vitoria y San Sebastián, donde contaban con colaboradores que recibían a estas personas y les facilitaban billetes de tren y autobús para continuar su viaje hasta la ciudad guipuzcoana.

Una vez en el municipio de Irún, las organizaciones facilitaban de manera inmediata el cruce a Francia si las condiciones eran las adecuadas. Si no era así, los inmigrantes eran conducidos a la sede de una ONG donde aguardaban al momento oportuno.

Para cruzar la frontera, las redes utilizaban diferentes métodos que pasaban por trasladar a los inmigrantes en vehículo desde Irún hasta la localidad francesa de Bayona, o utilizar líneas de autobuses regulares en franjas horarias muy determinadas.

En sendos casos los inmigrantes acudían a una ONG de Bayona o a un centro de acogida donde esperaban hasta recibir los billetes para continuar hasta su destino final en Francia o hacia otros países europeos.

Los agentes calculan que varios cientos de inmigrantes irregulares han cruzado la frontera entre ambos países a través del apoyo de estas organizaciones, que habrían obtenido grandes beneficios por ello.