Compartir

Cada hogar español ha perdido unos 338 euros como consecuencia del coronavirus, cifra que asciende a 6.300 millones de euros de pérdidas para el conjunto de las economías domésticas del país.

Así lo desvela una encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) realizada entre el 18 y el 20 de marzo y que también revela que un 30% ha sufrido ya pérdidas de dinero como consecuencia de la disminución de los ingresos profesionales en su hogar por un valor medio de 740 euros y un 20% de las economías domésticas ha experimentado pérdidas por cancelación de viajes con una media de 343 euros por hogar afectado.

En la consulta han participado 1.015 residentes en España con edades comprendidas entre los 18 y los 74 años y según sus resultados, además, para un 18% de los hogares el mayor daño consecuencia de la pandemia es el derivado de las pérdidas por inversiones, con una merma de 6.080 euros desde el inicio de la crisis del coronavirus.

Por otra parte, el 46% de los encuestados por OCU manifestó “dificultades” para abastecerse de productos de uso diario como alimentos, productos de higiene personal o de limpieza del hogar, porcentaje superior al de los encuestados en una consulta similar en Italia, donde el 43% de sus ciudadanos reconoció haber tenido este tipo de dificultades.

Con respecto a las medidas de confinamiento que conlleva el estado de alarma, el 90% de los encuestados por OCU dijo respetar “estrictamente” las restricciones de movimiento mientras que el 8% admitió que no las cumple “de forma estricta” y el 2% reconoció “abiertamente que no las siguen para nada”.

OCU también preguntó a los encuestados españoles por su estado psicológico desde el comienzo de las restricciones de movilidad ante las que el 23% confesó experimentar “con frecuencia” aburrimiento, especialmente los más jóvenes mientras que un 5% afirmó estar sufriendo “problemas severos” fruto de la combinación de insomnio, miedo y ansiedad, sensaciones que se dan de forma “más habitual” entre las mujeres.

Preguntados por síntomas característicos del coronavirus como fiebre, tos seca o dificultad para respirar, el 17% de los encuestados por OCU aseguró haber experimentado al menos uno de ellos en las últimas dos semanas. A pesar de ello, el 62% no contactó con ningún servicio sanitario mientras que el 14% fue directamente a urgencias sin haber llamado previamente al 112 o haberlo comunicado a su médico de cabecera.

El resto, antes de tomar una decisión de desplazarse a un centro sanitario, llamó al teléfono de emergencias habilitado por su comunidad autónoma o se puso en contacto con su médico de cabecera.

(SERVIMEDIA)