Compartir

La Comisión Europea publicó este miércoles su evaluación sobre el Plan Presupuestario 2020 que el Gobierno en funciones de España remitió el pasado 15 de octubre, en la que la autoridad europea advierte del riesgo de incumplimiento de los objetivos de déficit y deuda para el próximo año si no se aprueban medidas.

En esta nueva evaluación la Comisión reconoce que el Plan Presupuestario remitido por el Gobierno en funciones se elaboró a políticas constantes debido a su situación de interinidad y vuelve a reclamar que, tan pronto como se forme un nuevo Ejecutivo y se elabore el proyecto de Presupuestos de 2020, se le remita un Plan Presupuestario actualizado con las medidas necesarias para cumplir con los objetivos de estabilidad.

El plan enviado en octubre preveía un déficit público del 1,7% del PIB para 2020, seis décimas por encima del 1,1% que el Gobierno había calculado para el caso de haber llevado a cabo las medidas previstas en el proyecto de Presupuestos de 2019, como la creación de las tasas Google y Tobin, la subida del IRPF a las rentas más altas, o la instauración de un tipo efectivo mínimo del 15% en el Impuesto de Sociedades, entre otras medidas.

Las únicas medidas nuevas que el Gobierno incluyó en el Plan, asegurando que “se adoptarán en cualquier escenario” al contar con “un consenso generalizado entre las fuerzas políticas”, son la subida salarial de los funcionarios en un 2% y hasta un 1% variable, la revalorización de las pensiones en un 0,9%, conforme al IPC previsto para 2020, y la puesta en práctica de algunas recomendaciones formuladas por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal en el marco del proceso de revisión del gasto público. Según la Comisión, estas medidas conllevarían un aumento del gasto en un 0,4% o 0,5% del PIB.

En la valoración publicada este miércoles por la Comisión, ésta señala las diferencias existentes entre sus previsiones sobre el crecimiento del PIB de España y las del Gobierno. En concreto, la Comisión estima que la economía española crezca un 1,9% en 2019 y un 1,5% en 2020, mientras que el Plan Presupuestario remitido en octubre estimaba crecimientos del 2,1% en 2019 y 1,8% en 2020.

Estas diferencias se traducen, a su vez, en discrepancias en las estimaciones sobre el déficit, ya que mientras el Gobierno español prevé que éste sea del 2% en 2019 y del 1,7% en 2020, la Comisión calcula que será del 2,3% este año y 2,2% en 2020, además de prever un empeoramiento del déficit estructural de una décima. En cuanto a la deuda, la Comisión estima que en 2020 será del 96,6%, dos puntos por encima de la previsión del Gobierno.

(SERVIMEDIA)