viernes, 18 septiembre 2020 23:21

Baleares impone la mascarilla en el trabajo y prohíbe las reuniones de más de diez personas y fumar en la calle

El Govern balear aprobará una resolución, con vigencia desde el próximo viernes, por la que limita a un máximo de diez personas las reuniones sociales e impone la mascarilla obligatoria en los centros de trabajo, con algunas excepciones.

Así lo ha anunciado este miércoles la presidenta del Govern, Francina Armengol, en una rueda de prensa tras reunirse con los representantes de los Consells Insulars, la Federación de Entidades Locales (Felib) y el Ayuntamiento de Palma.

La limitación a las reuniones sociales afectará también a aquellas que se celebren en restaurantes, playas y viviendas particulares. Por otro lado, se reducen los aforos permitidos en bares y restaurantes, mercados municipales, bodas (hasta ahora era de 250 personas), entierros y velatorios.

Además, se amplía la prohibición de fumar en la vía pública y se prohíbe comer o beber en transporte público y acontecimientos deportivos o culturales.

El nuevo texto prorrogará durante 15 días la resolución anterior del Govern, que contenía limitaciones al ocio nocturno, pero añade un apartado específico para especificar “claramente” la prohibición de actividad de prostíbulos.

Por otro lado, Armengol ha avanzado que están estudiando “otras medidas” que afectarían a la movilidad de la ciudadanía, al identificarlo como uno de los principales problemas para contener los nuevos contagios. Esto “no quiere decir” que las restricciones a la movilidad que se están valorando vayan a incluirse en la resolución que se publicará en el Boletín Oficial el viernes.