Compartir
Chicago Sun Times

El misterio de la joven embarazada de 19 años desaparecida en la ciudad de Chicago hace tres semanas ha llegado a su fin.

El miércoles, las autoridades encontraron el cuerpo sin vida de la mujer con el bebé que esperaba arrancado de sus entrañas y metido aún con vida en un cubo de basura del patio de una casa de la citada ciudad, informa ‘Chicago Sun Times‘.

Marlen Ochoa-Uriostegui de 19 años de edad, estaba embarazada de 37 semanas cuando se denunció su desaparición. Fue vista por última vez el 23 de abril cuando abandonó las instalaciones de la escuela preparatoria Latino Youth, en Pilsen.

La familia indicó que esa tarde Ochoa debía de ir a buscar a su hijo de 3 años a la guardería, algo que nunca hizo, y desde entonces sus más allegados no han dejado de buscarla.

El pasado ocho de mayo, la policía encontraba el coche de la joven, un Honda Civic negro, abandonado en una calle al sur de la ciudad.

Según el perfil de Ochoa en Facebook, habría llegado hasta el lugar para intercambiar con otra persona artículos relacionados con el bebé. Los vecinos de la zona, al ser preguntados por los investigadores, aseguraron haber visto a la joven entrando en una casa del edificio. Otra vecina aseguró que el día que Ochoa desapareció vio a otra mujer salir de la casa con un bebé en brazos.
El miércoles, la policía registró el inmueble sospechoso y retuvo a cuatro personas. En la misma dirección encontraron el cuerpo sin vida de la joven y a su pequeño tirado en la basura.
El pequeño se encuentra en estado crítico.