Compartir
Concejal Xustiza Social, Silvia Cameán

El concurso discriminaba por razón de orientación sexual, favorecía al colectivo gay, y contemplaba pedir a los trabajadores declaraciones juradas sobre su condición. Estos eran algunos de los requisitos del concurso abierto por el Ayuntamiento de A Coruña, y que finalmente ha sido anulado.

Según ha informado ‘La Voz de Galicia’, el Tribunal Administrativo de Contratación Pública de Galicia ha anulado la licitación, tras admitir el recurso presentado por la Asociación Galega para a Saúde Sexual, por considerar que vulnera dos artículos de la Ley de Contratos del Sector Público.

Según explica el diario gallego, el criterio discriminatorio “otorgaba hasta cinco puntos a las empresas que se comprometiesen a subcontratar al menos un 25 % de los trabajadores entre personas LGTBQI”, es decir con orientaciones sexuales distintas a la heterosexualidad.

Desde la corporación local, la concejala de Justicia, Silvia Cameán, ha restado importancia a la decisión judicial y ha señalado que el pliego de condiciones se hizo con “buena intención”. “Nos respondieron que no cabe porque no tiene marco jurídico y no pasa nada”.

El concurso buscaba licitar el contrato del servicio de “Espazo Diverso” para crear, según explica ‘La Voz de Galicia’, un espacio municipal para “las diversidades sexuales e identidades de género”. El gobierno local ha anunciado su intención de que abrirá un nuevo proceso de contratación, por vía de urgencia.

.