Quantcast

Alcalde de Valencia participó en la reunión de alcaldes

La vicealcaldesa de Valencia y secretaria general del PSPV en la ciudad, Sandra Gómez, ha reprochado al alcalde, Joan Ribó, que está “haciendo juego al PP” con su participación en la reunión de alcaldes para tratar de los remanentes, donde han participado 31 primeros ediles españoles, y ha apuntado que no comparten “ni el espíritu ni el fondo” de la reunión.

Gómez, en un comunicado, ha recalcado que, los socialistas, como “la otra mitad” del gobierno en la ciudad de Valencia, que preside Joan Ribó (Compromís), no comparten ese encuentro virtual, del que ha destacado que ha sido convocado por el portavoz del PP en la FEMP y alcalde de Zaragoza, sobre el Decreto Ley de Uso de los Remanentes de los Ayuntamientos.

A su juicio, “se trata de una maniobra del PP” y cree “obvio que es una reunión totalmente dirigida por Génova, por la dirección nacional del PP y que no va en favor de los ayuntamientos, sino que les perjudica con el único interés de ir contra el Gobierno y del PSOE”. “Basta con recordar algo que todo el mundo sabe y es que la ley Montoro viene del ministro Montoro, ministro y gobierno del PP”, ha criticado.

En esa línea, ha señalado que “fueron ellos quienes defendieron que los Ayuntamientos dedicaran todos sus ahorros a pagar primero a los bancos”. Por el contrario, Gómez ha resaltado que desde el PSOE “hemos defendido justamente lo contrario y más ahora en un momento de crisis”.

“El presupuesto del año que viene tiene que ir dedicado precisamente a ayudar a aquellas personas, comercios, autónomos, pequeñas y medianas empresas que lo están pasando realmente mal, con ayudas e inversiones”, ha explicado la vicealcaldesa, quien ha manifestado que la posición del PSPV en la ciudad “va a ser firme” en este sentido porque “no entendemos que los remanentes se tengan que ir dedicados a pagar a los bancos”.

Gómez ha apelado a que los remanentes vayan dedicados “a hacer unos presupuestos de la reconstrucción y no del recorte”, ya que “si el Ayuntamiento de Valencia no se acoge al decreto del gobierno, tendrá que hacer un recorte de 11 millones de euros y la única perjudicada de esto va a ser la ciudadanía, que va a ver como los ayuntamientos tenemos menos recursos si no se aprueba”.

“Yo creo que eso no lo quiere nadie y menos los partidos progresistas”, ha manifestado, para añadir: “Recordaría, en primer lugar, a quienes han participado, y yo creo que le hacen un poco el juego al PP, que se manifestaron contra la ley Montoro y, en segundo lugar, que los partidos progresistas siempre hemos defendido que primero las personas y luego los bancos, y en esa línea vamos a estar en el PSOE”.

Comentarios de Facebook