Compartir

Los responsables de Recursos Humanos de Airbus trasladaron este viernes a los sindicatos un mensaje de tranquilidad con respecto al impacto en el empleo en las fábricas españolas que puede tener el fin de la producción del avión gigante A380 en 2021.

Así lo explicó a Servimedia el secretario general de la sección sindical de CCOO en Airbus y presidente del Comité Intercentros de la compañía, Antonio Martín Jurado, tras el encuentro mantenido esta mañana con los responsables de la compañía en España.

En todo caso, apuntó que en esta reunión no se han dado más cifras ni detalles adicionales a los comunicados ayer por la multinacional, ya que dicha información adicional será presentada en una reunión del comité de empresa europeo convocada el próximo 5 de marzo en Toulouse, a la que asistirán tres representantes españoles.

Con dicha reunión se iniciará el periodo de información y consulta a nivel europeo tras hacerse público el impacto por países, la cuantificación de los trabajadores afectados y el calendario de cese de actividad en la producción del avión.

Con respecto a las fechas, Martín recordó que actualmente están pendientes de entrega 17 unidades, lo que supone que, si se mantiene el ritmo de seis entregas al año, la carga de trabajo cubriría todo el año 2021.

También debe tenerse en cuenta que desde el inicio de la producción de un avión hasta la culminación de su ensamblaje pasan unos 18 meses, ya que contiene más de cuatro millones de piezas, lo que hace prever que en 2019 no habrá ningún impacto en la cadena de producción y que dichos impactos empezarán durante el año 2020.

La producción en España del A380, el avión comercial más grande del mundo, tiene lugar en las factorías de Getafe, Illescas, Puerto Real y Puerto de Santamaría, donde se fabrica la cola además de otros componentes de la aeronave.

Este avión ya sufrió una reducción de carga de trabajo en 2017 de mayor magnitud, ya que supuso el paso de 20 a seis unidades anuales, lo mínimo para no interrumpir la producción.

Por todo ello, Martín concluyó que “aunque la pérdida de un producto es siempre una mala noticia, no estamos inquietos porque se podrá echar mano de otros programas”.

En esta línea, señaló que el 13% de la plantilla de unos 13.000 empleados de Airbus en España cambia de puesto de trabajo cada año, cerca de 2.000 trabajadores, y que el fin del programa del A380 podría afectar a unos 300.