Compartir

El juez Manuel García Castellón, que instruye en la Audiencia Nacional el ‘caso Púnica’, ha citado para declarar como investigadas a las expresidentas de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, que deberán acudir a esta sede judicial el 1 y el 18 de octubre, respectivamente, según informaron fuentes judiciales.

Esta citación se produce después de que Francisco Granados, exconsejero de Presidencia madrileño y exsecretario general del PP en Madrid, apuntara en declaraciones en este ‘caso Púnica’ a altos dirigentes de la formación popular como conocedores de la presunta financiación irregular del partido.

Así, en alguna de estas comparecencias Granados señaló a Ignacio González y Cristina Cifuentes como responsables de una campaña de “refuerzo” de la imagen de Aguirre, que presuntamente habría sido financiada de manera irregular

No obstante, en febrero pasado, el exconsejero madrileño negó que las anotaciones hechas en una agenda que se le incautó se refirieran a aportaciones ilegales de empresas al PP de Madrid.

“PUEDEN INVESTIGAR LO QUE QUIERAN”

Al mismo tiempo, Aguirre dijo el pasado mes de agosto, en declaraciones a los periodistas, que como ella no ha hecho “nada irregular, y por supuesto ni ilegal, pueden investigar lo que quieran”. La exmandataria autonómica hizo este comentario con motivo de su asistencia al acto de toma de posesión de la nueva presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso.

Aguirre también señaló en ese acto que desconocía que la Fiscalía Anticorrupción fuera a pedir su imputación en el ‘caso Púnica’, pero indicó que está “a disposición de la Justicia” como en “los 30 años” que ha estado en política.

La Fiscalía Anticorrupción pidió la imputación de Aguirre y Cifuentes al considerar que los informes realizados por la Guardia Civil apuntan a que desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid se favoreció a empresas que estaban dispuestas a hacer aportaciones al PP.