Compartir

Un médico, una enfermera y un técnico han sido víctimas de una brutal agresión cuando han acudido a atender una urgencia domiciliaria. Las víctimas han denunciado los hechos ante la Policía y el agresor ha sido detenido y puesto a disposición judicial.

El Sindicato Médico de Ceuta ha convocado una concentración de repulsa para este jueves por esta nueva agresión, en la que presuntamente los sanitarios fueron retenidos y atacados por el padre de un paciente, tras una intervención en su domicilio.

Según ‘Ceuta Actualidad‘, que cita a Javier Montero, delegado del sindicato de funcionarios, CSIF, los sanitarios fueron agredidos, sin mediar palabra, justo al entrar a la vivienda donde iban a asistir a una persona que se encontraba indispuesta. Primero, agarraron por el cuello a la enfermera y luego la emprendían a patadas y puñetazos contra el médico que trataba de separarles y al final, también el técnico y el conductor de la ambulancia sufrían los golpes.

El lamentable suceso tenía lugar hacia las 19 horas de este miércoles, en la barriada de Hadú y tras ser atacados, los efectivos del O61 han seguido el protocolo para denunciar los hechos. En un primer momento han acudido a Urgencias para ser atendidos y presentar un parte de lesiones, con el que se han dirigido a la comisaría de Policía a interponer la denuncia.

Desde el sindicato se ha publicado una nota en la que advierten de que llevarán a cabo todas las “posibles actuaciones legales, incluidas las penales, para exigir que se pongan los medios de seguridad necesarios” para que no se vuelvan a repetir situaciones de esta índole.

El Ayuntamiento de la Ciudad de Ceuta ha mostrado su repulsa y su condena de los hechos en un comunicado.