Compartir
Fragata

El Consejo de Ministros autorizó este viernes una inversión de 7.331 millones de euros en tres programas de armamento: fragatas F-110, vehículos blindados VCR 8×8 y aviones de combate ‘Eurofighter’, en un plan plurianual hasta el año 2032.

Esta partida presupuestaria engloba el aumento de techo de gasto para tres programas en vigor, con lo que se destinará íntegramente a la renovación y la actualización de material de las Fuerzas Armadas

El Ministerio de Defensa calcula que esta inversión generará al menos 8.500 empleos, directos e indirectos, en los próximos años. De este modo, se dio luz verde a la construcción de cinco fragatas F-110 por un valor de 4.325 millones de euros, que se invertirán entre los años 2019 y 2032. Las F-110 son fragatas polivalentes que incorporan un mástil integrado con sensores y antenas y a cuyos programas tecnológicos ya se han destinado 174 millones de euros.

Estas embarcaciones sustituirán a las seis fragatas de la clase Santa María, con 35 años de antigüedad, para mantener las capacidades actuales. Su construcción es uno de los pilares del plan estratégico de Navantia y garantiza carga de trabajo para la viabilidad de su astillero de Ferrol (A Coruña): 7.000 empleos durante nueve años (1.300 directos en la empresa pública, 2.000 en la industria auxiliar y 3.500 indirectos), según Defensa.

También se aprobó destinar un total de 2.100 millones de euros hasta el año 2030 en la construcción de 348 vehículos blindados VCR 8×8, conocido como ‘Dragón’. Sustituirán a los BMR, que fueron retirados de determinadas operaciones internacionales por sus deficiencias y carencias de seguridad para sus ocupantes.

En el nuevo vehículo, desarrollado íntegramente en España y que se irá entregando progresivamente hasta 2025, ya se han invertido más de 90 millones, habiendo sido sus prototipos desarrollados por el consorcio integrado por Santa Bárbara Sistemas, Indra y SAPA.

El desarrollo de este programa redundará económicamente en Alcalá de Guadaira (Sevilla), Trubia (Asturias), Aranjuez (Madrid), Andoain (Guipúzcoa), poblaciones en las que tienen plantas de producción las empresas que participan en el proyecto.

Defensa calcula que la construcción del nuevo vehículo blindado generará alrededor de 650 empleos directos y otros mil indirectos.

Por último, se aprobó dedicar 906 millones de euros hasta 2023 a la actualización y modernización del avión de combate ‘Eurofighter’, puesto que se habían agotado los 9.254 millones del presupuesto asignado.

De este modo, se podrán modernizar y adaptar estas aeronaves a las últimas tecnologías para que puedan competir en condiciones de igualdad con los del Reino Unido, Italia y Alemania, los socios europeos que participan en el proyecto del avión de combate europeo.

El ‘Eurofighter 2000’ es un programa de colaboración europeo en el ámbito de la OTAN para el desarrollo, producción y apoyo en servicio de aviones de combate en el que participan Alemania, Italia, Reino Unido y España.

España adquirió 73 aviones de este tipo. Actualmente, tiene 69 de ellos en servicio y en 2019 recibirá los cuatro restante. Se prevé que estas aeronaves agoten su vida útil en el año 2045.