Compartir

Los sindicatos de la Administración de Justicia han llamado a la huelga hoy a los 50.000 trabajadores de este sector, ante el “caos” que consideran que se está produciendo. Este paro tiene lugar justo antes del convocado por las asociaciones de jueces y fiscales para el próximo lunes.

CSIF explicó que con el “paro general de la Justicia” de este viernes pretenden “trasladar a la sociedad el caos que atraviesa esta Administración, como consecuencia del abandono y la política errática que han llevado a cabo los gobiernos de PSOE y PP”.

La confederación sindical indicó que no ha habido acuerdo en la negociación con el Ministerio de Justicia sobre los servicios mínimos, ya que los sindicatos entienden que el Gobierno planteaba unos servicios “abusivos”, por lo que los sindicatos sólo garantizan “la cobertura en juzgados de guardia y contra la violencia de género”.

“MOVILIZACIÓN FORZOSA”

Asimismo, CSIF indicó que “la gota que ha colmado el vaso” y que les ha llevado a convocar el paro es la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que ultima el Senado y que “abre la puerta a la movilización forzosa y discrecional del personal”.

Para este sindicato, mayoritario en la Administración, esta medida permitirá determinar, sin el consenso de los trabajadores, su puesto de trabajo en cada momento, “además de destruir empleo por los límites que se establece para el nombramiento de personal de refuerzo e interinos”.

Coincidiendo con la huelga, los sindicatos de Justicia celebrarán hoy en Madrid una manifestación en la que participarán trabajadores de toda España.

El paro de este viernes de los empleados de la Administración de Justicia se suma al anunciado para el próximo lunes 19 de noviembre por las asociaciones de jueces y fiscales para reivindicar mejoras salariales y profesionales y al que realizaron el pasado martes los secretarios judiciales.