Compartir

El líder de Vox, Santiago Abascal, acusó este miércoles al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de llevar a cabo un “fraude electoral”, ya que, a diferencia de lo que prometió en la campaña de las elecciones generales, intenta mantenerse en el poder pactando con Pablo Iglesias y los independentistas catalanes.

Abascal se refirió a esta cuestión en una rueda de prensa en el Congreso, donde estuvo acompañado por el portavoz de su formación en la Cámara Baja, Iván Espinosa de los Monteros, y por el secretario general del partido, Javier Ortega Samith.

Sobre el acuerdo de Sánchez e Iglesias, Abascal dijo que con este pacto Sánchez se ha revelado como “un político absolutamente deshonesto y ambicioso, que ha actuado como un estafador profesional ante todos los españoles”, puesto que en la campaña del 10-N “se nos dijo que no pactaría con Podemos, que no pactaría con los separatistas”.

Frente a esta promesa electoral, el responsable de Vox resaltó que dos días después de las generales se anunció el pacto de gobierno entre PSOE y Podemos, por lo que si “Sánchez tuviese la mínima dignidad, lo primero que tendría que hacer es presentar su dimisión y abandonar la vida política”.

Sobre alternativas al acuerdo entre Sánchez e Iglesias, el líder de Vox dijo que su partido en ningún caso votará a favor o se abstendrá de un Ejecutivo en el que está el PSOE, pero señaló que no cuestionarán al PP y a Ciudadanos si logran que Sánchez acepte una investidura por otra vía distinta. A su juicio, este “pacto alternativo” sería una solución menos perjudicial para España, puesto que “el consenso progre, por muy negativo que nos parezca, es un poco mejor que el consenso separatista y la reedición del Frente Popular”.

“RESTAURACIÓN DEL ODIO”

Respecto a las consecuencias que puede tener para España el acuerdo de gobierno entre PSOE y Podemos, Abascal recordó que Sánchez llegó a afirmar que incluir a la formación morada en el Ejecutivo haría que el país fuera “camino de la Venezuela de Chávez, de la pobreza, de la desigualdad y de las cartillas de racionamiento”.

Añadió que Vox también considera que este pacto “representará en el futuro la destrucción de las clases medias, de las clases trabajadoras, de las clases emprendedoras en España, la destrucción de la convivencia entre los españoles y la restauración del odio de nuestros compatriotas”. Sostuvo que también traerá “el debilitamiento de las fronteras, el debilitamiento de la convivencia entre los españoles y la restauración del odio” entre los españoles.

Por este motivo, Abascal hizo un llamamiento a la reflexión a los partidos minoritarios, cuyo apoyo es decisivo para que Sánchez logre la investidura tras su acuerdo con Iglesias. “Animamos a una reflexión”, afirmó, “desde el respeto, a Coalición Canaria, al Partido Regionalista de Cantabria y a Teruel Existe, en el sentido de que no hay ninguna infraestructura que sea tan importante como la unidad y la convivencia de España, las libertades de todos los españoles”.

Asimismo, Abascal dijo que espera que en el PSOE “alguien levante la mano”, aunque “no tengo mucha esperanza”. No obstante, se refirió a que Sánchez fue apartado de la dirección del partido por la antigua cúpula socialista, aunque ahora los actuales responsables parecen apoyar el pacto con Iglesias.

(SERVIMEDIA)