martes, 22 septiembre 2020 16:48

Casi un 60% de los jóvenes entre 18 y 24 años han recibido “mensajes hirientes” a través de Internet

Casi un 60% de los jóvenes españoles de entre 18 y 24 años reconoce haber recibido “mensajes hirientes o insultos”, principalmente a través de las redes sociales o de mensajes a través de su teléfono móvil.

Asi lo recoge el ‘I Observatorio de la Generación Z a través del smartphone’, realizado por el fabricante europeo de smartphones WIKO, en junio de 2019, y a más de 1.000 jóvenes de entre 18 y 24 años.

El documento indica que estos mensajes se envían a través de las redes sociales en un 36,5% de los casos, mientras que los mensajes supone el 30,6%. El teléfono es la tercera vía más usada por los acosadores, con un 19,%, mientras que el 6,1% ha recibido los insultos a través de correo electrónico.

Pero WIKO también ha preguntado por la otra parte de este problema. En este caso, 3 de cada 10 jóvenes han asegurado haber utilizado el smartphone para enviar mensajes hirientes o insultos a alguien (30,61%), de los cuales un 17,52% lo hizo por mensaje, un 15,65% por redes sociales y un 10,33% por teléfono.

Además, casi el 40% de los centennials españoles reconoce haber perdido el control de su imagen en redes sociales alguna vez, mientras que un 51,18% afirma haber tenido en alguna ocasión miedo de haber enviado un contenido que luego se haya podido volver en su contra.

PERFILES PRIVADOS Y EVITAR LOS ‘CHALLENGES’

“Para evitar ciertos tipos de ciberacoso, principalmente a través de redes sociales, es clave que los más jóvenes conozcan y apliquen filtros de privacidad y limiten la comunidad de personas que pueden ver sus contenidos o enviarles mensajes”, explica la compañía. Según ha señalado, los perfiles abiertos hacen que los acosadores puedan obtener información sobre la vida personal del usuario, reenviar sus fotos o vídeos y aprovechar para hacer bullying a través de las interacciones como comentarios o mensajes privados.

Es por ello, que llaman a los jóvenes a evitar en sus redes los contenidos que dañen la imagen de otras personas y les advierten de la importancia de “preservar la intimidad de las personas” y el peligro que implica “grabar o difundir vídeos, imágenes o mensajes de compañeros en clase, en quedadas o en la calle a través de cualquier soporte”

Según el ‘I Observatorio de la Generación Z a través del smartphone’, apunta, casi la mitad (46,3%) de los menores españoles a partir de 16 años recibe contenido sexual a través de su móvil, un 37% protagonizado por personas de su entorno. “Un hecho muchas veces normalizado que puede llegar suponer un caso de ciberbullying con consecuencias penales”, indica WIKO.

También aconseja “no seguir ‘challenges’ que promuevan el acoso escolar”. Un 37% de los encuestados reconocen haber participado en algún reto viral, recoge el estudio, de los que un 4,7% dicen que estaba relacionado con una novatada, bullying o broma pesada.