Compartir

La gala 13 de ‘Gran Hermano Dúo’ sentenció el final de Sofía Suescun frente a Alejandro Albalá, en la casa de Guadalix de la Sierra, en una noche en la que los espectadores vieron un vídeo de la concursante, en el que resultaba muy mal parada, al descalificar y hablar de forma incisiva sobre la madre de su ‘ex’.

Tras el veredicto de la audiencia, Jordi González anunció que Sofía era la última expulsada de la edición y que ya se puede votar al ganador de ‘GH Dúo’, al tiempo que advertía que, a partir de la semana próxima, la dinámica del ‘reality’ cambiará.

“La madre de Alejandro es muy mala. Nunca he conocido a una mujer tan mala. No he sabido nunca nada de ella”. Con estas palabras arrancaba el inesperado vídeo con el que Sofía y el propio Albalá se veían sorprendidos, y que había sido grabado en el casting previo, antes del encierro.

Durante todo el tiempo de la grabación, se podía ver a la concursante hablar ‘más que mal’ de quien fuera su suegra, y entre las descalificaciones que le propinaba se le escuchaba decir: “Yo no sé si con la edad que tiene me tiene algún tipo de envidia. Pero que se lo trate”; o “solo con la mirada de bruja que tiene me echa para atrás. Pero que se centre en su hijo, en la mala educación que le ha dado. A diferencia de la buena educación que me ha dado a mí mi madre. Que se preocupe más por la educación de mierda que le ha dado, cuando en realidad le gustaría tener una hija como yo”.

Tras el visionado, la madre de Alejandro, Paz Guerra, no podía contener las lágrimas y se defendía diciendo que apenas la conoce y aseguraba “No voy a entrar con esta niña en todo esto”. Mientras que Albalá mostraba su decepción y dolor por su madre.

Por su parte, Sofía Suescun trató de justificar sus palabras: “No me siento nada cómoda viéndome así. Estaba yo en ese momento con mucha impotencia. Llevaba un mes con mucho odio hacia Alejandro y hacia su madre. Yo la he escuchado hablando con mucho desprecio hacia mí, y no me conoce. No venía a cuento. Yo tenía un cúmulo de paranoias pero no me gusta lo que veo ahí. Le pido disculpas a ella pero es lo que sentía en este momento”.

Pero las disculpas, lejos de calmar a Alejandro, le alteraron y respondió de muy mala manera a Sofía: “Tus disculpas me las paso por el santo culo”.

Finalmente, la emisión del vídeo resultó determinante en las votaciones, y Jordi anunciaba que era Sofía la expulsada, que mostraba cara de resignación, mientras que Alejandro aseguraba que no le salía celebrarlo por los “sentimientos”.

Antes de volver a la casa, Alejandro subrayaba cómo en los últimos días había vivido días muy duros, que no pensaba que fueran a tener lugar, y se mostró especialmente dolido, por el daño causado a su madre.

Tras la expulsión de Sofía, Albalá se sumaba al grupo de finalistas, con el resto de compañeros de Guadalix, Irene, Kiko, Juan Miguel y María Jesús, que recibían la noticia y estallaban de emoción. Después, seleccionaban a sus jefes de campaña electoral para elegir al ganador de ‘GH Dúo’. Juan Miguel escogía a Yurena; Alejandro a Ylenia; Irene a Carolina Sobe;María Jesús a Raquel, y Kiko a Antonio Tejado.