Compartir

Pablo Motos ha sorprendido a los espectadores de ‘El Hormiguero’ con una confesión íntima, al revelar que perdió todos sus ahorros en una sola mañana, cuando decidió invertirlos siguiendo el ejemplo de sus amigos “metí dinero en la bolsa y me estalló la burbuja en la cara”.

Fue durante el tiempo de preguntas que las hormigas Trancas y Barrancas formulaban al invitado de la noche, el periodista Vicente Vallés, y que el propio Motos contestó.

En un determinado momento, Motos empezó a contar su anécdota personal  “mis amigos invertían y yo les veía con coche nuevo… solo les faltaba el puro”, sin embargo, según relató, su experiencia fue catastrófica “de tener bastante dinero a perderlo todo en cuatro o cinco horas”. Con la lección aprendida, Motos concluyó que hay que “trabajar en lo que sabes y no meterte en lo que no sabes”.

También el invitado, Vicente Vallés Vallés que acudía al programa a presentar su último libro ‘El rastro de los rusos muertos. Occidente en manos de Putin’, volvía aprestarse a hablar de todos los temas de actualidad, salpicados con humor y también se refirió a su vida personal, en concreto, a la guerra de audiencias que se vive en casa.

 

Mientras  Vallés se pone al frente del informativo en Antena 3, su mujer, Ángeles Blanco conduce el de Telecinco, una realidad que Motos introducía de la siguiente manera “además de dirigir el informativo y escribir, presentas el informativo de Antena 3 y, a veces, compites con tu esposa, Ángeles Blanco, que presenta el de Telecinco”.

Ante esta realidad, Vallés respondía “debe ser un caso muy poco habitual en el mundo de la televisión” y contaba cómo en alguna ocasión se llaman por la tarde para ver “con qué vamos a abrir”, sin que ninguno suelte palabra “por supuesto, no nos lo contamos y tiramos para adelante”.

Al llegar a casa, contaba Vallés la guerra de audiencias se resuelve con lo que sintonizan sus hijos “cuando les pregunto yo, me ven a mí y cuando les pregunta ella, la ven a ella”.