Compartir

‘Gran Hermano’ entra en su recta final y cada vez son menos os concursantes que habitan en la casa.

Por este motivo, la organización ha decidido clausurar la habitación en la que dormían los tres nominados de la semana: Miriam, el Koala y Toni.

Los tres se enteraron mientras estaban en el confesionario y desde allí tuvieron que ver, por televisión, cómo el resto de sus compañeros (Suso, Mónica y Asraf) tuvieron que hacerles la mudanza.

El azar resolvió que Suso trasladara la ropa y las cosas de Tony; Mónica Hoyos la de Koala; y Asraf, la de Miriam.

El súper lo dejó claro: las pertenencias que se dejen dentro de la habitación, allí quedaría para siempre.

Pero el hecho de convivir todos en una misma habitación ya hace presagiar nuevos enfrentamientos: Mónica Hoyos criticó a Miriam Saavedra tras conocer que “habla por las noches”.

Ante su nueva compañera de habitación, Asraf decidió preguntar a la peruana si se levantaba por las noches para estar prevenido y Miriam le contestó diciendo “ten cuidado que te jalo la pata. Soy la viuda negra y me convierto en tu peor pesadilla”. Mónica decidió intervenir preguntando al modelo qué más sabía hacer “aparte de hacer bromas”, a lo que respondía “hacer el amor”, y Miriam apostillaba “y coger comida”.

Más allá de este asunto, en la casa de Guadalix de la Sierra también hubo lugar para un nuevo enfrentamiento entre Mónica y Suso, cuya relación no pasa por su mejor momento. Todo sucedió, a partir de que el extronista se refiriera al cuerpo de ella y repusiera “¡Qué pereza!”. Con enfado manifiesto Suso le contestó “Tu cuando hablas entretienes mucho…” y al final desahogándose con Asraf, decía “Para mí, el único intocable aquí eres tú, todos los demás pueden pillar”.